EEUU 21 septiembre 2020

Muerte de Ginsburg exhibe fragilidad de "Obamacare"

WASHINGTON (AP) — El COVID-19 es la nueva enfermedad preexistente, y la ley de salud creada durante el gobierno de Barack Obama para proteger a los estadounidenses de la discriminación de las aseguradoras se volvió más frágil tras el fallecimiento de la jueza Ruth Bader Ginsburg.

A la semana siguiente de las elecciones presidenciales, la Corte Suprema tiene programado escuchar los argumentos en una disputa respaldada por el presidente Donald Trump para eliminar en su totalidad la Ley de Cuidado de Salud Asequible, conocida como ACA. La ley insignia del exmandatario Obama prohíbe que las aseguradoras rechacen a personas con problemas de salud, o que les cobren más.

Con Ginsburg en la corte, parecía haber poca oportunidad de que la demanda auspiciada por estados conservadores pudiera tener éxito, considerando que ella y otros cuatro magistrados ya habían votado en dos ocasiones previas a favor de ratificar importantes aspectos de la ley de salud. Pero esa mayoría de 5-4 se perdió con el fallecimiento de Ginsburg el viernes pasado por complicaciones de cáncer metastásico de páncreas.

Sin embargo, aún se desconoce lo que hará la corte. Una decisión reñida podría dejar la mayor parte de la ley intacta, rescatando las protecciones para las personas con enfermedades preexistentes, la expansión de Medicaid, los subsidios a los seguros de gastos médicos y otros elementos clave. En ese caso, el deceso de Ginsburg podría no resultar en una diferencia crucial en la opinión del tribunal.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi ha acusado a Trump de querer apresurar el nombramiento de un reemplazo de Ginsburg con un juez de tendencia conservadora en parte para cumplir su promesa de derogar el “Obamacare”. El nuevo magistrado podría estar en funciones para los argumentos del 10 de noviembre.

“Hay mucha, mucha gente en nuestro país — y millones más ahora debido al coronavirus — que padecen de afecciones médicas preexistentes”, dijo Pelosi a ABC el domingo. “El presidente no ha sido sincero en lo que ha dicho al respecto. Recurrió a los tribunales para eliminar las condiciones previas en su lucha por eliminar la Ley de Cuidado de Salud Asequible, en lugar de eliminar el virus”.

El senador Ron Wyden, demócrata por Oregon, declaró que “si no confían en los republicanos para atender su salud, tampoco deberían confiar en ellos para la Corte Suprema”.

Preservar las salvaguardas de las personas con padecimientos previos es uno de los principales argumentos de los demócratas que intentan movilizar a la opinión pública en estados en donde senadores republicanos candidatos a reelección enfrentan una dura competencia en los comicios. Es uno de los pocos recursos que los demócratas tienen a su alcance para intentar bloquear a un nominado a la Corte Suprema en el Senado, donde los republicanos son mayoría.

La Casa Blanca aseguró que los demócratas intentan asustar a los votantes.

“A pesar de que los medios tendenciosos se niegan a aceptarlo, el presidente Trump ha dicho en repetidas ocasiones que protegerá a aquellos con padecimientos previos”, dijo el portavoz Judd Deere en un comunicado.

___

El periodista de Associated Press Mark Sherman contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario