Movimiento San Isidro 09 abril 2021

La televisión cubana prepara el terreno: pide juicios para los activistas del Movimiento San Isidro y el 27N

Humberto López los acusa de ser 'mercenarios pagados, delincuentes, contrarrevolucionarios' y de violar las medidas sanitarias por el Covid-19.

Según reporta el portal digital Diario de Cuba, a televisión estatal cubana fue un paso más allá este jueves en el espacio habitual del vocero del régimen Humberto López, al pedir "una respuesta severa" contra los activistas del Movimiento San Isidro y el Grupo 27N.

"Yo sé que a muchísimos revolucionarios, a mucha gente buena de este país, le arde la sangre cuando los ve y mucha gente está exigiendo una respuesta severa y acorde a lo que se merecen. En mi caso yo confío, y les pido a ustedes confiar, en aquellos órganos a los que les corresponde investigar, actuar, sancionar", dijo López en el espacio de unos nueve minutos.

"Yo sé que aquí, en el caso de ellos es evidente, pero estamos en Cuba, esa Cuba a la que traicionan ellos como mercenarios pagados y la que por encima de todo es humana. Esa Cuba que dicen amar y en la que violan las normas más elementales de convivencia y civismo. Esa Cuba donde mercenarios probadamente pagados para provocar no son desaparecidos de la faz de la tierra, no, ni son sacados sus ojos", dijo.

López escaló en su ataque y sugirió que habrá juicios contra los activistas. "Cuando lleguen sus juicios, a pesar de todo lo que han hecho, tendrán sí, claro, sus derechos, sus garantías, pero también tendrán la sanción que legalmente corresponda con la severidad merecida para cada uno de ellos. En mi caso, yo no tengo la menor duda de que eso va a ocurrir así", afirmó.

El vocero del régimen acusó al Movimiento San Isidro de "una nueva provocación" tras el enfrentamiento del pasado domingo en plena calle. Dijo que "se gritaron frases ofensivas" (como "Díaz-Canel, singao") y "se quitaron los nasobucos". Habló del rapero Maykel Castillo (Osorbo), aunque sin mencionarlo, lo calificó de "farsante" y dijo que desafió a "la Policía una y otra vez".

Embed

Pese a emitir imágenes del suceso en el barrio de San Isidro, sin audio para evitar transmitir las voces de los vecinos coreando la canción "Patria y Vida" y coreando "Díaz-Canel, singao" el periodista oficialista se detuvo en un presunto caso positivo de Covid-19 en el sitio, Orlando Escalante Vázquez de 67 años de edad. Según López, la esposa y dos de las nietas de Escalante llevaban "varios días" hospitalizadas por ser positivas al Covid-19.

El vocero del régimen dijo que el resultado del PCR de Escalante se le informó "unas horas después de la fiesta". Sin embargo, López omitió que, de ser cierta esa información, las autoridades sanitarias de La Habana Vieja son las que incumplieron las mismas medidas establecidas por el régimen de poner en cuarentena a los casos sospechosos o contactos directos de casos confirmados de Covid-19.

López se quejó de que los activistas hacen las manifestaciones en plena pandemia de coronavirus. La semana pasada, sin embargo, él mismo celebró la caravana en el Malecón de La Habana contra el embargo de Estados Unidos, como hizo también la televisión estatal en noviembre cuando Miguel Díaz-Canel se reunió con decenas de jóvenes, sin distancia de seguridad, en una supuesta "Tángana espontánea".

El periodista oficialista acusó a los miembros del Movimiento San Isidro de ser "básicamente delincuentes y mercenarios", mientras a los del 27N los tachó de "mercenarios unos y contrarrevolucionarios todos". "Aquí pasa algo, tanto con los primeros como con los segundos. En toda sociedad existen personas que viven o intentan vivir al margen de la Ley, personas que tienen un largo historial de indisciplinas, pésima conducta social, que no suele recibir aplausos y coros de aquellos que tienen moral y tienen valores de verdad", dijo.

Según el vocero del régimen, "estos mercenarios tienen la misión de provocar a toda costa, de buscar un enfrentamiento, de generar el caos, de inventar huelgas de hambre, de alterar el orden, de llevar a las autoridades a una respuesta contundente. No es que a ellos les guste la cárcel, ellos no son tontos, es que tienen la indicación de ganársela para que automáticamente se genere toda una campaña contra Cuba".

La televisión estatal amenazó a los integrantes del grupo 27N con la aplicación del Artículo 4 de la Constitución que establece "las más severas sanciones" contra quienes cometen "el más grave de los crímenes": "traición a la patria". El citado artículo también justifica "la lucha armada" para "combatir" "contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico".

La campaña de descrédito en la televisión estatal, y otros medios controlados por el Partido Comunista de Cuba, lleva meses construyendo casos y acusando a los integrantes del Movimiento San Isidro y el 27N de violar las leyes del régimen de La Habana. Sin embargo, los activistas señalan que solo visibiliza su lucha por un país libre y acerca más a los cubanos que no conocían de ellos.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario