Movimiento San Isidro 09 mayo 2021

Carolina Barrero: agredida, desnudada y acusada de 'desacato' por la Policía cubana

'Dos oficiales de la Policía me aguantaron de los brazos mientras una tercera, vestida de civil, me desnudaba con violencia', denuncia Barrero

Según reporta el portal digital Diario de Cuba, la curadora de arte Carolina Barrero contó en sus redes sociales que tras la detención que sufrió el pasado miércoles, cuando decidió salir de su vivienda después de un mes de reclusión domiciliaria forzada, fue agredida, desnudada, y finalmente acusada de "desacato" en la estación policial de San Miguel del Padrón.

"Bajé con los brazos alzados. Para estar presa en casa era mejor que me llevaran, que acabaran con el simulacro indocumentado que llevaba un mes parqueado en la esquina y me impedía salir. A esa hora, otros permanecían en las cárceles, a merced de procesos penales manoseados por quienes utilizan la ley no para hacer valer la justicia, sino para sepultar la verdad", escribió Barrero en su cuenta de Facebook.

"Hartos ya de un mundo sin la dignidad del peligro salieron el 30 de abril. No temieron la infamia de la represión y su valor fue castigado por la trampa. Desorden público, resistencia, desacato, propagación de epidemias, propaganda enemiga, le llaman", afirmó, en referencia a los manifestantes de la calle Obispo.

Barrero también contó como los agentes de la Seguridad del Estado que la detuvieron dos semanas atrás bromeaban junto a un instructor penal de la Policía sobre los cargos que le imputarían.

"Este 5 de mayo, a medida que pasaban las horas, hicieron lo mismo, barajaron la figura legal que me impondrían como quien escoge el traje que mejor conviene a la ocasión; de propagación de epidemias pasaron a desorden público, para finalmente construir el desacato", escribió.

Además, contó que en esta ocasión tres mujeres la introdujeron por la fuerza en una celda de la estación policial de San Miguel del Padrón. "Dos oficiales de la Policía me aguantaron de los brazos mientras una tercera, vestida de civil, me desnudaba con violencia. Afuera de la celda un policía hombre miraba en silencio como quitaban la ropa de mi cuerpo", contó.

"Fue tal la brutalidad que me tumbaron al piso para arrancarme el pantalón. Cuando terminaron me erguí desnuda y las miré. Se encogieron, les sobrevino un aspecto confuso, incapaz de sostener un bemol. Se fueron. De lo que pude decir en defensa propia ante el abuso de la autoridad me acusan de desacato. Si la Seguridad del Estado cree que me humilla se equivoca, se humillan a sí mismos. Se muestran", narró Barrero.

La curadora de arte también afirmó que las "fuerzas de la Seguridad del Estado se ufanan de decir que sus golpes no dejan marcas, se jactan de ello como si de un ardid astuto se tratara".

"Los entrenan así, para que la violencia no deje rastro, para que tampoco quede rastro de lo humano por encima de lo instrumental. Son piezas de una maquinaria totalitaria que se sirve de ellos a discreción. En ese engranaje algunos ven la ilusión de la protección, el refugio obsceno de la impunidad, mas son ellos los verdaderos presos del mal", agregó.

Barrero fue detenida en la madrugada del pasado miércoles 5 de mayo, cuando salió de su casa en solidaridad con las personas que se manifestaron en la calle Obispo el pasado 30 de abril, de los cuales cinco aún se encuentran bajo arresto.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario