Deportes20 noviembre 2019

Mourinho promete ‘pasión’ tras relevar a Pochettino

LONDRES (AP) — Destituido de sus empleos anteriores en medio de fricciones, José Mourinho vuelve a los banquillos, en busca de mostrarse rejuvenecido y con una nueva sonrisa.

¿Estará el Tottenham contratando a un manager más apacible o al mismo que fomentó una serie de pugnas internas en el Chelsea y el Manchester United?

El exilio de Mourinho terminó el miércoles, cuando fue nombrado como estratega de los Spurs, que 12 horas antes habían echado al argentino Mauricio Pochettino.

“No podría estar más contento. Estoy ansioso por este desafío”, manifestó el entrenador portugués mediante un video difundido por el Tottenham. “¿Qué puedo prometer? Pasión. Pasión auténtica, pasión por mi trabajo, pero también por mi club. Así he sido durante toda mi carrera. Y evidentemente, también quiero traer felicidad a todos los que aman este club”.

Mourinho suele aportar felicidad en forma de trofeos y éxitos. Pero en varias de sus gestiones, el ambiente se ha enrarecido en sus equipos, en medio de sus tensas relaciones con directivos, jugadores e incluso aficionados.

Un ejemplo es la “discordia palpable” que cortó la segunda estadía de Mourinho en el Chelsea, en diciembre de 2015. Y un periodo turbulento de dos años y medio en el Manchester United, concluido en diciembre de 2018, cuando el club se hartó del temperamental estratega, sus peleas constantes y las críticas al mal desempeño de sus propios jugadores.

En cambio, Mourinho ganó tres títulos de la Liga Premier durante sus dos gestiones en el Chelsea, y alzó el trofeo de la liga Europa, en el momento más refulgente de su paso por el Man U.

Ahora, llega a un club que no ha conseguido un solo título desde la Copa de la Liga en 2008.

El inesperado repunte del Tottenham para disputar la primera final de una Copa de Europa en su historia maquilló la pérdida de forma del equipo en la Liga Premier, donde los Spurs han ganado apenas seis de sus 24 partidos desde febrero, una racha que comenzó a finales de la temporada anterior y se ha prolongado en la actual.

Daniel Levy, presidente del Tottenham, dijo que recurrió a Mourinho para devolver “la energía y la confianza” al club.

“Tiene una gran experiencia”, resaltó Levy. “Puede inspirar a los equipos y es estupendo en la táctica”.

Mourinho dirigirá al Tottenham por vez primera el sábado, en una visita al West Ham. El equipo se ubica en el 14to puesto de la Premier tras 12 fechas. Está a 11 puntos del cuarto sitio, último que otorga un boleto para la Liga de Campeones.

Bajo las órdenes del argentino Pochettino, el Tottenham solía quedar en esos puestos.

“Es un privilegio cuando un técnico llega a un club y siente esa felicidad en relación con el plantel que tendrá”, aseguró Mourinho, quien supervisó el miércoles su primera sesión de entrenamiento con el Tottenham.

Desde 2004, cuando se marchó del Porto al Chelsea, Mourinho siempre ha trabajado con clubes que disponían de elevados presupuestos. Ése no es precisamente el caso del Tottenham.

Pochettino tuvo que encarar a los mejores equipos de Europa mientras enfrentaba limitaciones financieras graves, particularmente la temporada anterior, cuando el Tottenham se preparaba para mudarse a su nuevo estadio.

El club ha priorizado el desarrollo de talento joven desde sus fuerzas inferiores, incluido el delantero Harry Kane y el mediocampista Harry Winks. Mourinho sabe que deberá seguir esa misma filosofía.

“No hay un técnico en el mundo a quien no le guste tener a jugadores jóvenes y ayudarlos a que evolucionen”, indicó el estratega portugués. “El problema es que a veces llegas a los clubes, y el trabajo que se hace abajo no es suficientemente bueno para producir estos jugadores”.

Los futbolistas del Tottenham respetan ciertamente el currículum de Mourinho, que incluye también títulos de liga con el Porto en Portugal, con el Inter en Italia y con el Real Madrid en España. Ha ganado la Liga de Campeones con dos clubes, Porto en 2004 e Inter en 2010.

Durante los últimos años de su carrera, el principal cuestionamiento que se hace a Mourinho es la capacidad para manejar a sus hombres. Tiende a criticarlos de manera pública.

El entrenador de 56 años está rodeado por un nuevo cuerpo técnico en Tottenham. Joao Sacramento y Nuno Santos llegan procedentes del Lille.

Mourinho firmó un contrato hasta el final de la temporada 2022-2023. Sin embargo, jamás ha trabajado de manera continua durante más de tres años y medio en un equipo.

Si bien el técnico considera que el Tottenham tiene “buenos jugadores a quienes buscarían muchos de los grandes clubes de Europa”, el plantel requiere renovarse, ante la falta de fichajes recientes.

Mourinho necesitará trabajar rápido para corregir las fallas defensivas y para sacar más provecho de los centrocampistas Dele Alli y Christian Eriksen.

Eriksen, el principal generador de fútbol, parecía buscar su salida del club para encarar otros retos. Trabajar con Mourinho le brindaría esa oportunidad.

El técnico, quien tiene todavía una casa en Londres, volverá también a dirigir en la Liga de Campeones la próxima semana. Tottenham necesita un triunfo en sus últimos dos duelos de la fase de grupos, a fin de avanzar a la fase de eliminación directa.

Los Spurs están fuera de la Copa de la Liga, donde los eliminó el Colchester de la cuarta división.

Ése fue uno de varios resultados humillantes que terminaron por echar la suerte de Pochettino.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario