Matanzas 08 agosto 2022

Cerrar puertas y ventanas y usar nasobuco: la recomendación del régimen para evitar intoxicación en Matanzas

Autoridades cubanas recomendaron a los habitantes de Matanzas protegerse de las emisiones de humo y gases que se reportan a causa del incendio en la Base de Supertanqueros

Autoridades cubanas recomendaron a los habitantes de Matanzas protegerse de las emisiones de humo y gases que se reportan a causa del incendio en la Base de Supertanqueros.

Las indicaciones transmitidas a la población han sido cerrar puertas y ventanas y usar la mascarilla aún dentro de la vivienda para evitar la intoxicaciones con las emisiones.

De acuerdo con medios oficiales de la Isla, la densa y potente nube de humo generada por el incendio se ha mantenido desplazándose hacia el noroeste de Matanzas, la porción norte de Mayabeque y La Habana.

En ese sentido, las autoridades advirtieron a la población de las tres provincias que el agua de lluvia acopiada en los hogares no debe emplearse para consumo directo humano ni animal debido a la elevada carga de contaminantes que permanecen sobre la atmósfera.

Screen Shot 2022-08-08 at 11.56.38 AM.png

Expertos cubanos señalaron que el crudo nacional posee un alto contenido de azufre, que es uno de los componentes que se eleva con las emisiones.

Osvaldo Cuesta Santos, especialista del Centro de Contaminación y Química de la Atmósfera, entidad perteneciente al Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET), indicó al diario Granma que al elevarse en la atmósfera el azufre se convierte en dióxido de azufre. Ese compuesto reacciona con la humedad del aire y, al mezclarse con el óxido de nitrógeno, provoca lluvias ácidas.

Cuesta Santos explicó que “la lluvia registrada el sábado en lugares puntuales del norte de la región occidental arrastró esos acidificantes, partículas de hollín y otros contaminantes hasta la superficie, de ahí que, al recoger el agua de lluvia, algunas personas observaran una tonalidad oscura dentro de los recipientes”.

Screen Shot 2022-08-08 at 11.56.11 AM.png

Pese a la catástrofe ambiental que ha representado la explosión, las autoridades científicas sostienen que no hay registros del incremento de las enfermedades respiratorias en el Occidente del país como resultado de las emisiones de gases.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) indicó que las mayores concentraciones de contaminantes están entre los cuatro y seis kilómetros de altura y son menos significativas sobre la superficie.

Ese organismo también recomendó usar el nasobuco, así como evitar exponerse a las lluvias.

Este lunes se dio a conocer que el tercer tanque de la Base de Supertanqueros de la bahía de Matanzas también colapsó por causa del vertimiento de combustibles.

“Efectivamente, ocurrió el riesgo que habíamos anunciado”, declaró a la prensa estatal Mario Sabines Lorenzo, gobernador de Matanzas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario