Mundo 21 junio 2022

Maduro exige que se levanten sanciones contra Rusia

CARACAS (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro afirmó el martes que la “arrogancia” de los líderes de la Unión Europea y Estados Unidos impide que se levanten las sanciones económicas contra Rusia, que según dijo amenazan la seguridad alimentaria de numerosos países.

Maduro, cuyo gobierno ha mantenido cercanía con Moscú, expresó que las sanciones son “un suicidio económico” para Europa y Estados Unidos, entre otros países que las promueven, argumentando que impactan en el mundo los precios de los combustibles, los alimentos y generan escasez de fertilizantes.

“Todo eso está conformando la tormenta perfecta y las elites de Europa y Estados Unidos están sordas, ciegas, no quieren ver la realidad... por la arrogancia, la prepotencia y el deseo de venganza contra Rusia”, uno de los principales exportadores de hidrocarburos y alimentos del mundo, manifestó Maduro, un cercano aliado del presidente ruso Vladimir Putin.

El gobernante venezolano no aludió al conflicto generado por la decisión del Kremlin de invadir Ucrania.

“Deben cesar las sanciones contra Rusia y debe normalizarse la situación económica del mundo”, que afecta en particular “a los países del sur”, dependientes de las importaciones, subrayó el mandatario en alusión a las naciones en desarrollo.

En conjunto, Rusia y Ucrania exportan casi un tercio del trigo y la cebada que se consume en el mundo, más de 70% de su aceite de girasol y son grandes proveedores de maíz. Rusia es el mayor productor de fertilizantes del planeta.

Los precios de los alimentos en el mundo ya estaban experimentando un alza y la guerra en Ucrania empeoró la situación, evitando que decenas de millones de toneladas de grano ucraniano lleguen al Medio Oriente, el norte de África y varios países asiáticos, según organismos internacionales y expertos.

El petróleo, en tanto, ha experimentado un alza de más de 50% en lo que va de año y es una de las mayores preocupaciones inflacionarias a nivel internacional.

Venezuela, otrora un rico país petrolero y que posee las reservas de crudo más grandes del mundo, experimenta desde hace más de un lustro una drástica caída de su producción de crudo y productos refinados, lo que se ha traducido en escasez por el deficiente suministro de combustibles y gas doméstico, mientras que su presencia en el mercado mundial actualmente es marginal.

Los críticos del gobierno atribuyen el colapso de la industria petrolera a una mala gestión y la corrupción en la corporación estatal PDVSA. El país sudamericano proverbialmente ha sido dependiente de las importaciones, que según Madura se han reducido en años recientes gracias al incremento de la producción nacional.

En la actualidad -- luego de años de registrar una fuerte escasez de alimentos y otros productos-- los anaqueles están bien abastecidos y exhiben una gran variedad de productos, muchos de ellos importados. Los precios fijados en dólares, aunque son inaccesibles para una buena parte de los venezolanos.

Fuente: Associated Press

Notas Relacionadas

Deja tu comentario