Régimen publica, por primera vez, imágenes del juicio a Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo Pérez

El video presentado demuestran el circo que armó la dictadura para condenar a dos de los rostros más visibles de la oposición en Cuba

El Noticiero del Mediodía de la Televisión Cubana compartió hoy, por primera vez, imágenes de los juicios celebrados al artista disidente Luis Manuel Otero Alcántara y al rapero contestatario Maykel Castillo Pérez (Osorbo), horas después de conocerse las sentencias de 5 y 9 años de privación de la libertad, respectivamente.

A través del material se puede apreciar que es casi nula la presencia de testigos civiles y que la mayoría de los presentes en la sala eran militares. Esto confirma las denuncias hechas por el músico Roberto Carcassés y el artista visual Julio Llópiz-Casal sobre el fuerte operativo policial que rodeaba el tribunal y sus inmediaciones.

Así como la negativa del régimen a que diplomáticos asistieran.

Según explicó el reporte de la periodista oficialista Gisela García Rivero, otros tres ciudadanos cubanos, Félix Roque Delgado, Juslid Justiz Lazo y Reina Sierra Duverge, también estaban en el banquillo de los acusados junto a los opositores; procesados por los hechos ocurridos el pasado abril de 2021, en la barriada de San Isidro, municipio de La Habana Vieja, cuando los vecinos salieron a defender a Castillo Pérez ante una detención arbitraria.

Sin embargo, la vocera insiste en que la investigación pericial, a través de pruebas documentales, “demostraron su participación en los hechos, la resistencia activa, el desafío a la autoridad, las amenazas y las agresiones físicas que sufrieron dos policías que recorrían ese día las calles de La Habana Vieja”.

https://twitter.com/norges14/status/1540405342676434947

Otero Alcántara presentó a su defensa el aval que lo acredita en el país como artista, pues su arte ha sido cuestionado innumerables veces por el régimen cubano, quien se cree con el poder de determinar quién lo es o no.

“La fiscalía añadió que no se le juzga por su condición de artista ni por sus ideas políticas, sino por el rechazo y la indignación manifiesta de los testigos, ante lo que consideraron irrespetuoso y denigrante uso de la enseña nacional, en las fotos que difundió Alcántara entre 2019 y 2020 en pleno debate sobre la ley de símbolos nacionales por la Asamblea Nacional”, dijo García Rivero tratando –fallidamente– de que el juicio no sea acompañado del adjetivo político.

También, se pueden escuchar algunas palabras que pronunció el rapero durante el caso: “Cabe decir que la sala, en su mayoría, en especial la presidencia de dicho juzgado, ha sido bastante profesional”. Esto dista mucho de lo expresado por la reportera, quien con absolutismo formula que Castillo Pérez “reconoció la profesionalidad del tribunal y de los abogados de la defensa”.

Para finalizar, las conclusiones de la fiscalía fueron que los “hechos que involucran a estos cinco ciudadanos no son delitos contra la Seguridad del Estado. Tipifican como delitos comunes que atentan contra el orden social, la tranquilidad ciudadana, el respeto a las instituciones y la jurisdicción a la nación”. Y que, en todos los casos, “las pruebas periciales demostraron, con rigor científico la conducta agresiva y violenta de los acusados”.

Con esta farsa judicial, el régimen cubano pone en prisión a dos de los disidentes que lograron mayor apoyo durante los últimos años en Cuba y coloca en evidencia, una vez más, por qué es una dictadura.

Fuente: periodicocubano.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario