Luis Manuel Otero Alcántara se planta en prisión: se niega a recibir alimentos, visitas y llamadas

El líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, renunció a cualquier derecho en la prisión de Guanajay, donde está recluido desde el 11 de julio

Según la curadora de arte Claudia Genlui, también miembro del MSI, la decisión de Otero Alcántara se basa simplemente en que no debería estar preso.

Desde hoy, Luis Manuel se niega por su propia voluntad a recibir visitas, alimentos, a las llamadas. Se acabó.

Él sabe, como todos nosotros, que estar preso no es una opción digna, que su libertad está siendo manipulada por la Seguridad del Estado y que lo están guardando como moneda de cambio.

El camino que Luis Manuel ha realizado no es para eso, él sólo se irá de Cuba como un ciudadano libre cuando lo decida y con la disponibilidad de regresar cuando lo desee. Eso es un derecho”, escribió Genlui en su perfil de Facebook.

“Posiblemente sea la última llamada que haga por el momento. Llamó para comunicar de manera breve, pero firme, que está al límite. Su cuerpo está preso por una injusticia, pero su mente siempre ha sido libre y así quiere mantenerla”, agregó la curadora de arte.

El líder del Movimiento San Isidro “tenía la esperanza de que la última solicitud de cambio de medida presentada, fuese aprobada. Luis, tal como él dice, no le ha robado el pan a ningún niño cubano, todo lo contrario. Con la negación de esta petición, el régimen demuestra que una vez más que su única intención es humillarlo, tratarlo como un criminal cuando no lo es”. Añadió Genlui.

La fiscalía denegó la semana pasada una la solicitud de cambio de medida cautelar para Luis Manuel Otero Alcántara, al considerarlo “un peligro social y por tanto debe permanecer en prisión provisional hasta el juicio”.

Embed

Fuente: Redacción de www.americateve.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario