Entretenimiento 14 enero 2020

Líder británico: familia real podrá resolver sus problemas

LONDRES (AP) — El primer ministro británico Boris Johnson dijo el martes que cree que la familia real podrá resolver su desavenencia ante los planes del príncipe Enrique y su esposa Meghan, quienes quieren retirarse de sus papeles reales y mudarse a Canadá.

Los planes de Enrique y Meghan, también conocidos como el duque y la duquesa de Sussex, recibieron la aprobación tentativa de la reina Isabel II, quien dijo que ella y otros miembros senior de la familia lamentaban la decisión, pero la entendían y la respetaban.

Aún deben sortearse detalles vitales, algunos de ellos complicados, y el líder de Canadá ha planteado preguntas también, pero el primer ministro británico dijo a la BBC que la monarquía será capaz de encontrar una solución.

“Mi opinión al respecto es muy franca: soy un gran admirador, como la mayoría de nuestros espectadores, de la reina y la familia real como un bien fantástico para nuestro país”, dijo Johnson. “Tengo absoluta confianza de que van a resolver esto”.

Expresó que los miembros senior de la realeza, que tuvo una cumbre de emergencia el lunes por la tarde en la Casa de Sandringham, el retiro de la reina en el este de Inglaterra, podrán llegar a un acuerdo amigable “con mucha más facilidad sin un comentario constante de los políticos”.

Enrique y Meghan encendieron la crisis más reciente al expresar en un comunicado unilateral el miércoles su deseo de retirarse de la mayoría de sus deberes reales y comenzar a independizarse financieramente. Decidieron pasar al menos parte de su tiempo en Canadá, un país del Commonwealth donde la reina es jefa de estado y donde Meghan trabajó siete años mientras filmaba la serie de TV “Suits”.

La movida molestó a los altos miembros de la familia, que no habían sido consultados, y provocó la llamada cumbre de Sandringham, que reunió a la monarca de 93 años, su hijo mayor y heredero, el príncipe Carlos, y el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono, junto con Enrique.

Trascendieron escasos detalles, pero la declaración posterior de la reina indica que la familia no buscará evitar que Enrique y Meghan se independicen de los papeles reales que claramente encuentran restrictivos.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau, quien se pronunció luego que la reina dejó claro que la pareja ha elegido Canadá como su destino alternativo, dijo que su país recibía la noticia con beneplácito pero que hay asuntos por discutirse, incluyendo el posible costo para los contribuyentes de proporcionar seguridad para la famosa pareja.

“Creo que la mayoría de los canadienses son muy partidarios de tener aquí a la realeza, pero ¿cómo luce eso y qué tipo de costos están involucrados?”, dijo a la televisión canadiense, agregando que no ha habido ninguna conversación formal entre los gobiernos de Gran Bretaña y Canadá.

La realeza británica es protegida por una unidad especial de la Policía Metropolitana de Londres, también conocida como Scotland Yard, a un costo que no se hace público ante preocupaciones de que los detalles sobre sus operaciones puedan comprometer la seguridad de la familia real.

Además de las preocupaciones de costos, es probable que sea necesario hacer arreglos especiales para permitir que la policía de Londres opere en Canadá a largo plazo.

Aún hay muchas interrogantes financieras. La reina dice que Enrique y Meghan no planean usar fondos públicos cuando se retiren de sus funciones reales, así que es posible que se les pida que paguen por su seguridad con dinero de su propio bolsillo.

La familia real parece tomar las cosas con calma; la reina habló de un periodo de transición.

Enrique y Meghan han declarado que una de sus metas es independizarse financieramente. No se sabe si seguirán recibiendo apoyo financiero del padre de Enrique, el príncipe Carlos, quien usa ingresos de la propiedad del Ducado de Cornwall para respaldar una variedad de actividades reales. La propiedad generó más de 20 millones de libras esterlinas (26 millones de dólares) el año pasado.

Enrique y Meghan han anunciado que planean lanzar una gran institución benéfica en el próximo año, pero no han revelado los detalles. En el pasado se han enfocado en el empoderamiento femenino, la protección de la fauna, el fin de los estigmas en torno a los problemas de salud mental y otros asuntos.

Acaban de pasar seis semanas de vacaciones en el oeste de Canadá con su bebé, Archie. Meghan regresó a Canadá tras una breve visita a Londres la semana pasada.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario