Las Tunas 07 diciembre 2021

Encuentran restos humanos durante trabajos de construcción en Las Tunas

Fueron hallados cráneos y mandíbulas

Según publica Periódico Cubano, Huesos humanos fueron encontrados por constructores cubanos en el municipio Jobabo, en la provincia Las Tunas, mientras excavaban para ampliar un local ubicado en la Plaza Cultural la Punta de esa localidad.

Un equipo de peritos de criminalística llegó de inmediato al lugar y, tras una exploración superficial en el terreno removido, encontró más indicios de osamenta, informó la emisora local Radio Cabaiguán.

Fueron hallados cráneos y mandíbulas, aunque aún está por determinar si todo lo encontrado pertenece a humanos. La extracción precisó de gran cuidado pues los restos están muy deteriorados.

En estos momentos se analiza una decena de huesos para determinar si todos pertenecen a personas. Así mismo, se abrió una investigación para establecer la datación, procedencia y si todavía existen más restos en el área.

Embed

Debido al estado de los huesos, autoridades locales aseguran podrían pertenecer a un grupo de alrededor de 36 jamaicanos asesinados en 1917. De descartarse un interés criminalístico entrarían los especialistas de patrimonio a hacer su labor.

“Si se tratara de los jamaicanos asesinados o un hecho similar estaríamos en presencia de un acontecimiento de incalculable valor histórico para este municipio”, refiere el citado medio de prensa.

Historiadores aseguran que la masacre del Jigüe está relacionada con una serie de asesinatos racistas en la región de Camagüey y Las Tunas durante la Guerrita de la Chambelona. Sin embargo, otros sostienen que los asesinatos tenían como fin robar las pertenencias de los jamaicanos.

Relatos orales del pueblo, afirma Radio Cabaiguán, cuentan que luego de hacer una zanja en el área donde se encontraron los restos, el capitán Enrique Cadenas, jefe de las tropas gubernamentales en la región, pidió a las víctimas que se pusieran en fila para fotografiarlos y hacerle el pasaporte para su retorno a Jamaica.

Como en esa época las cámaras estaban montadas en trípode, no sospecharon que estaban parados frente a una ametralladora. Según las historias locales, solo un jamaicano se salvó; le llamaban Mayón y había ido a ponerse una corbata para resaltar más en la fotografía.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario