La Habana 03 diciembre 2020

Tráfico de drogas y juegos prohibidos, nuevos cargos contra los presuntos miembros de Clandestinos

La Fiscalía cubana pide hasta 12 años, según las conclusiones provisionales presentadas al Tribunal Provincial de La Habana.

Los presuntos miembros de Clandestinos Panter Rodríguez Baró y Yoel Prieto Tamayo han sido formalmente acusados de tráfico y consumo de drogas por la Fiscalía cubana, que pide para ellos penas de cárcel de 12 y siete años, respectivamente, según las conclusiones provisionales presentadas al Tribunal Provincial de La Habana, a las cuales DIARIO DE CUBA tuvo acceso.

En el caso de Panter Rodríguez Baró la Fiscalía también lo acusa del delito de Juegos Prohibidos, por presuntamente organizar en el garaje de su vivienda partidas de cartas y de dominó con fines de lucro.

En el documento de conclusiones provisionales la Fiscalía dice que Rodríguez Baró y Prieto Tamayo compraron en varias ocasiones piedras de crack a unas personas detenidas a finales de enero de este año.

El Código Penal especifica en su Artículo 191 que la sanción a la simple tenencia de estupefacientes tiene una pena máxima de dos años de cárcel, pero la Fiscalía acusa también de tráfico y distribución a Rodríguez Baró y Prieto Tamayo, delito que ambos niegan haber cometido, pues solo se consideran consumidores.

Para el tercer presunto miembro de Clandestinos, Jorge Ernesto Pérez García, la Fiscalía pide una condena de cinco años de prisión por presuntamente consumir y haber prestado su casa para que sus amigos también consumieran.

En el documento, la Fiscalía describe al principal acusado, Panter Rodríguez Baró, como un individuo que se relaciona "con elementos antisociales y grupos contrarrevolucionarios", lo que evidencia el matiz político de esta causa judicial.

El expediente acusatorio se suma al que los presuntos miembros de Clandestinos tienen por "difamación de las instituciones y de los héroes y mártires" y por "daños al patrimonio cultural". Por esos supuestos delitos, las autoridades piden para Rodríguez Baró 12 años más de prisión; para Prieto Tamayo, diez, y para Pérez García, seis.

La madre de Rodríguez Baró, Esther Baró, ha denunciado que su hijo es el único de los tres acusados que se encuentra en el área de máxima seguridad de la prisión habanera Combinado del Este.

Clandestinos se dio a conocer el 2 de enero con las primeras imágenes de los bustos de Martí manchados en sangre y mensajes en redes sociales que llamaban al cambio en Cuba.

Sus presuntos miembros fueron arrestados el día 6 de enero. Dos días después los medios estatales difundían la detención y acusaban a la activista Ana Olema, residente en Miami, de pagar al grupo para que realizara estas acciones de desobediencia.

Las acciones de Clandestinos, que tuvieron un amplio seguimiento en las redes sociales, provocaron la movilización del régimen para contestarlas y suscitaron polémica incluso dentro de la oposición cubana, se apagaron antes de que terminara enero.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario