La Habana08 octubre 2019

La carne de cerdo, el tomate y la malanga están perdidos en mercados agropecuarios en Guantánamo

El tope de precios impuesto hace unos tres meses a los negocios privados en Cuba le sigue pasando factura a alimentos, productos y servicios de los cuentapropistas en la isla.

En sentido general, vendedores de los mercados agropecuarios privados en la isla parecen acatar en el tope de precios.

Pero a muchos no les estaría dando la lista con el billete, además, por los altos impuestos que tienen que pagar.

¿Resultado?: Desaparecen sus productos y servicios.

La carne de cerdo, el tomate y la malanga están perdidos en mercados agropecuarios en Guantánamo

Así ocurre igual en mercados agropecuarios en Camagüey. Tras la imposición del tope de precios, desapareció en varios de ellos la carne de cerdo. Lo irónico es que el régimen afirmó que esta medida es para proteger a la población, esa misma que ahora enfrenta esta escasez.

Pero los problemas tras el tope de precios en Cuba no sólo se ven en mercados agropecuarios.

También en el transporte público. En San José de las Lajas, por ejemplo, muchas veces desaparecen los taxis privados para La Habana o alteran este tope de precios que les impuso el régimen.

Fuente: Rolando Nápoles / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario