La Habana 15 julio 2020

El régimen cubano le abre las puertas de la selección nacional de béisbol a todos los peloteros de Grandes Ligas

Primero los llamaron traidores y vendepatrias, pero hoy el régimen les abre los brazos de par en par, porque, dice, todos son cubanos.

Esta noticia ha tomado a muchos por sorpresa, porque durante décadas, el gobierno de La Habana fustigó a quienes decidieron venir a jugar a las Mayores y les impidió volver a ponerse la camiseta del equipo nacional.

Yasiel Puig, Yuliesky Gurriel y José Dariel Abreu pronto podrían volver a vestir el uniforme de la selección cubana de beisbol, algo que muchos han dicho públicamente que desean hacer, pero que la dictadura se lo había impedido por radicarse en otros países para jugar en la Gran Carpa.

Embed

Sin embargo, Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, en un giro inesperado, dijo que todos son bienvenidos.

Vélez, un comisario deportivo, dijo que hay un proyecto en estudio.

Para los seguidores del béisbol, que el régimen cambie su postura es una muestra de lo deteriorado y en crisis que se encuentra el deporte nacional.

Durante la época de la administración de Barack Obama se realizaron negociaciones entre La Habana y la oficina de Grandes Ligas y hasta un partido de exhibición se realizó en la capital cubana en marzo de 2016, cuando el mandatario estadounidense visitó la isla.

Sin embargo, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca congeló toda aspiración de un posible acuerdo que estaba siendo cabildeado por Antonio Castro, hijo del dictador Fidel Castro.

Fuente: Daniel Benítez / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario