La Habana 27 enero 2015

"El Happy Hour" se cuela en La Habana y la desanda

En un verdadero hecho inédito en los 15 años de América TeVe, el programa El Happy Hour se cuela en La Habana hasta la cocina.

Desafiando las restricciones y los peligros que implican grabar y transmitir desde Cuba para un canal de Miami, amén de las recientes conversaciones entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos, el equipo del Happy Hour se puso la montera y decidió correr el riesgo de hacer humor, sátira y crítica desde la capital de la mayor de las Antillas.


Embed

Arsenio Real y varios técnicos cubanos, cuyos nombres no mencionaremos para conservar su integridad dentro de Cuba, realizaron una serie undecorver de "Andar la Habana", esa Habana de hoy que añoramos y nos duele, que criticamos con el afán de que algún día no muy lejano, vuelva a tener el esplendor y la belleza que una vez tuvo antes del desastre de 1959.

Espacios emblemáticos y peligrosos para la sátira como La Plaza de la Revolución, flanqueada por los ministerios de Defensa, del Interior y de Comunicaciones, el Coppelia, la esquina de 23 y M, el Malecón entre otros, sirvieron a Arsenio para desandar la capital de los cubanos, con su peluca y su lunar característicos.

Donde quiera que se detuvo, fue reconocido por el público, lo que evidencia que el Happy es bien conocido y aceptado por los televidentes de la isla, que ya sea mediante el llamado "paquete semanal" o por las antenas clandestinas, se identifican con el show y con la sección.

Embed

El Happy Hour capitaneado por Carlucho, vuelve a anotarse otro gol, con esta serie especial que comienza con un enlace en directo con Arsenio Real desde la Habana. En cada entrega de Andar la Habana, con Arsenio, fueron entrevistados, los más disímiles personajes de la Cuba de hoy, desde gente de a pie hasta policías, encargados de mantener el orden. Todos lo hicieron con la mayor naturalidad y desenfado, lo que pone en evidencia que lo que está bien hecho, con amor y humor, siempre es bien recibido y aceptado.

Como dijera Martí: "El humor y la sátira, deben ser a la sociedad, como un látigo con cascabeles en la punta".

Eso es justo lo que pretendimos con este peculiar Andar la Habana y es lo que nos guía noche a noche en el Happy Hour, que sin lugar a dudas, se ha convertido en el programa de la familia de Miami a las siete de la noche y por qué no decirlo también, en el programa de la familia cubana. Bien por el Happy, bien por Arsenio y bien por este equipo de guerreros que todas las noches "vamos por más".

"vamos por más"



Por: Jorge L Sanchez Noya

Fuente: El Happy Hour

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario