La Habana 24 enero 2021

Cubana expulsada de la tienda Palco de La Habana por no ser extranjera ni diplomática

Una cubana fue expulsada del Centro Comercial Palco, de La Habana, luego de que el director del lugar le informara que solo estaba permitida la entrada de diplomáticos.

Una cubana llamada Malianlli García denunció en sus redes sociales que no pudo entrar al Centro Comercial Palco de La Habana porque el director de la entidad le dijo que solo tenían permitido el ingreso los diplomáticos extranjeros.

García, que acudió a la tienda acompañando a una amiga extranjera, contó en su perfil de Facebook: "Cuando fui a entrar me preguntaron si yo era cubana, al contestar que sí era cubana, me dijeron que en esa tienda solo podían entrar los diplomáticos".

"Contesté que solo acompañaba a mi amiga, pero que no iba a comprar nada. Los trabajadores trataron de explicarme muy apenados, pero fue entonces cuando apareció el director general del Centro Comercial Palco y me informó que el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX), Bruno (Rodríguez Parrilla) había dado esa orientación", dijo.

La joven contó también que el director de la entidad dijo estar de acuerdo con la medida, pues los cubanos, "según su experiencia, dejaban mucho que desear".

"Se me apretó el pecho ante tal acto de discriminación por parte de este director que al igual que yo es cubano y se dignaba usando una guayabera blanca", agregó García.

La cubana relató que delante de los presentes el directivo afirmó que fueron "los mismos diplomáticos que se encuentran brindando servicio en Cuba" quienes "solicitaron al MINREX que no permitieran que los cubanos entraran a esa tienda y que Bruno había aprobado esa solicitud. Luego con una prepotencia alarmante me dijo: ¡ustedes tienen su tienda!".

Ella, contó, le respondió al directivo que era "un anticubano, que no merecía ser el director del complejo Palco", y "que si odiaba tanto a su pueblo mejor debía irse de Cuba", pues como cubana se avergonzaba ver a un cubano expresándose de esa manera tan despectiva.

"Traté de controlarme y me retiré al carro de mi amiga, quien, aunque no es cubana, estaba tan o más insultada que yo ante tanta discriminación por parte de este director. La actitud de ese señor fue tan desagradable y despreciable que si yo fuera su superior lo expulsaría inmediatamente, una persona como esa, con tan poco tacto, con cero delicadeza, no puede ser director ni de un timbiriche de la esquina", escribió.

Al marcharse, dijo García, pudo observar cómo se formaba una cola al frente de la tienda, mientras el director observaba sin hacer nada para agilizar el servicio.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario