La Habana 21 octubre 2021

Cuba en bancarrota por no pagar deudas acuerda otra vez posponer el pago de su deuda con el Club de París

El Gobierno de Cuba se ha retrasado en unos 200 millones de dólares en pagos, incluidos los de este año

Según publica el portal Diario de Cuba, La Habana llegó a un acuerdo con el Club de París de naciones acreedoras para posponer hasta el próximo año el pago anual de su deuda, que vence en noviembre próximo, en lo que constituye otra señal de lo vacías que están las arcas del régimen cubano.

La agencia Reuters habló con diplomáticos de cinco de los gobiernos acreedores, quienes confirmaron el acuerdo. Ni el Gobierno cubano ni el Club de París hicieron comentarios sobre el tema.

El histórico acuerdo del Club de París de 2015 perdonó 8.500 millones de dólares de los 11.100 millones de la deuda que Cuba dejó de pagar en 1986, cuando Fidel Castro decidió unilateralmente declararla impagable.

A raíz de ese acuerdo, La Habana acordó reembolsar el resto en cuotas anuales hasta 2033, pero solo cumplió parcialmente con sus obligaciones en 2019 e incumplió el año pasado.

Las líneas generales de un acuerdo enmendado, elaborado entre las partes en junio y que no se informó anteriormente, exigen la reanudación de los pagos en 2022 y el ajuste del cronograma de pagos, dijeron diplomáticos, que solicitaron el anonimato.

Embed

En junio, las partes dijeron en un comunicado que "este acuerdo otorga más tiempo a la República de Cuba para cumplir con varios pagos adeudados en virtud del Acuerdo de 2015, mientras se mantiene el valor actual de estos montos".

La Habana ahora se ha retrasado en unos 200 millones de dólares en pagos, incluido este año, estimaron diplomáticos.

No está claro si se aplicarán sanciones, ya que la crisis de la pandemia del nuevo coronavirus ha llevado a los prestamistas a renunciar a las tarifas de otros países deudores.

El Gobierno cubano dijo esta semana que había vacunado al 99,2% de su población con al menos una de las tres dosis de sus vacunas antiCovid-19 desarrolladas localmente. Y planea reabrir sus fronteras al turismo internacional a partir del 15 de noviembre, tras casi dos años de estancamiento por el coronavirus.

La Isla depende en gran medida del turismo para inyectar divisas extranjeras que necesita su economía estatal y para obtener el efectivo que necesita para reembolsar a los prestamistas.

"Espero un retorno bastante robusto de turistas que impacte a otras actividades y eso debería mejorar un poco las perspectivas de pago en 2022", dijo uno de los diplomáticos que habló con Reuters.

Raul Castro Diaz Canel

Durante la última década, La Habana también reestructuró su deuda con los tenedores de deuda comercial de Rusia, China, Alemania, México y Japón.

"Tengo entendido que la mayoría de esos pagos también están en espera", dijo otro diplomático, y un colega secundó esa opinión.

Los ingresos por divisas del Gobierno cubano cayeron en unos 4.000 millones de dólares a partir de 2020 y la importación de bienes básicos e insumos para la agricultura y la producción en general se desplomó casi un 40% como resultado de las sanciones aprobadas por la Administración Trump, aseguró La Habana.

La economía de la Isla se contrajo un 10,9% el año pasado y otro 2% hasta junio, en comparación con el mismo período en 2020, lo que resultó en el agravamiento de la escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos.

Según el acuerdo original del Club de París, visto por Reuters, los intereses se perdonaron hasta 2020, y después solo queda el 1,5% de la deuda total pendiente. Parte de ese dinero adeudado se asignó a fondos para inversiones en Cuba.

Los diplomáticos que hablaron con Reuters dijeron que no esperaban ningún cambio significativo en esa parte del acuerdo.

Las autoridades cubanas informaron por última vez una deuda externa de 18.500 millones de dólares en 2018, y los expertos sostienen que ha aumentado desde entonces, especialmente para los proveedores y socios de inversión que informaron problemas de pago graves ya en 2018. El país no es miembro del Fondo Monetario Internacional ni del Banco Mundial.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario