La Cuba del recuerdo | Sanatorio Tope de Collantes

El Sanatorio Tope de Collantes es un proyecto del entonces presidente Batista en 1937, diseñado para tratar enfermos de las vias respiratorias, sobre todo la tuberculosis que diezmaba la población cubana. Se escogió esta montaña, tercera en altura en la isla de Cuba, a más de 890 metros sobre el nivel Del Mar en la sierra del Escambray.

Su microclima lo hace especial para la cura de esta terrible enfermedad.

En ese lugar yo he visto las orquídeas más lindas, matas de higos con las frutas enjugadas con el agua del rocío, haciéndolas deliciosas al paladar, manzanas, peras, fresas tentadoramente enormes y con un sabor único. Siempre un friecito rico para andar con un abrigo ligero. Los pulmones se abrían a esa rica temperatura.

El proyecto se congeló durante la estancia de los presidentes Ramón Grau San Martín y Carlos Prío Socarrás.

El presidente Batista, después de su golpe el diez de Marzo de 1952 continuó el proyecto de construir ese enorme sanatorio con capacidad para 1,000 camas.

En el primer piso estaban las oficinas, laboratorios para la investigación de cómo tratar y fabricar inmunidad contra el asesino bacilo de Koch, causante de la tuberculosis.

Cocinas, frigoríficos con abundante comida y chefs para alimentar esa pequeña población de enfermos y personal necesario para hacer funcionar ese magnífico centro de sanación, hasta un cine con capacidad para 400 personas había.

La construcción estuvo a cargo de los arquitectos José Pérez Benitoa y Carlos Castiz con arquitectura Art Deco.

El edificio tiene once pisos, 185 metros de frente, 40 de alto y 65 de fondo.

Fué una obra monumental donde tuvieron que salvar muchos obstáculos debido a la accesibilidad a la montaña, una empinada carretera de 27 kilómetros fue construida para tener acceso a la montaña; también una planta de electricidad se hizo para alimentar de fuerza la construcción y operación del edificio así como almacenes y albergues para empleados.

La primera dama, Martha Fernández Miranda de Batista inauguró Topes de Collantes en el 1955, y Fidel Castro lo cerró en el 1959.

Fuente:

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario