La Cuba del Recuerdo | Hotel Nacional en La Habana

El Hotel Nacional en La Habana se encuentra en O y 22, situado en una colina de piedra, la Punta Brava; fue construido por dos firmas constructoras las cuales también hicieron el Hotel Biltmore en Coral Gables y el The Breakers en West Palm Beach, con una arquitectura Neoclásica-Art Deco- Morisca, hay una gran similitud en los tres.

Fue inaugurado en Diciembre 30 de 1930 y desde entonces ha tenido fama mundial por su belleza exterior e interior con comedores, piscinas, Suite Presidencial todo con exquisita decoración morisca española.

Debido a fábulas misteriosas, Alejo Carpentier lo llamó El Castillo Encantado.

Por esa zona estaba prohibido hacer caminos al mar durante la colonia, era la colina vedada, de ahí viene el nombre del barrio que vino después el “Vedado”.

En la colina rocosa que se asienta el hotel hay cavernas naturales, entre las cuales está la cueva de la Tanganana. Hay varias teorías sobre ese nombre; una dice que en el siglo XVI

un indio llamado así se escondió en esa cueva huyendo de los soldados, otra dice que una muchacha guanche de Tenerife, Islas Canarias, de la zona de Tanganana se perdió en la cueva en el siglo XIX.

En esa colina se encontraba la batería Santa Clara usada por los soldados españoles para defender La Habana, quedan dos enormes cañones: el Krupp y el Ordóñez considerado este último como el cañón más grande de su época.

Figuras famosas que se han alojado en el:

Johnny Weismuller, que hizo una demostración en la piscina del hotel.

Frank Sinatra estuvo cantándole a líderes de la mafia americana que hicieron una reunión para buscar la paz entre ellos. Frank negó esto.

Hemingway que le regalo un Marlin disecado el cual está en el bar Sirena del hotel.

Churchill, Duques de Windsor, Jorge Negrete, Josè Mónica, Marlon Brando, Agustín Lara y muchas personas ilustres.

El Barón Thyssen Buornemissa vivió durante diez años del 1947 al 1957 en el hotel con toda su familia.

En sus anécdotas esta que allí fue donde se atrincheraron oficiales del ejército durante la rebelión de los oficiales después de la caída del presidente Machado. Mi mamá me contaba que desde allí, con excelente puntería, los oficiales mataban soldados con certeros disparos a más de mil yardas de distancia. Finalmente el hotel fue bombardeado a cañonazos haciendo que se rindieran los oficiales. Todavía hoy en día ves las marcas de los cañonazos en la fachada del hotel cuidadosamente cerrados con mampostería.

Aunque ese hotel queda a algunas cuadras de mi casa en La Habana nunca lo visité, y hoy me pesa pues ha sido y es un hotel importante en la historia de la Cuba Republicana debido a su encanto y belleza.

Después del 1958 fue robado a sus dueños y usado como ingreso de dólares para el bolsillo de generales castristas que debido a eso defienden la sanguinaria dictadura comunista de los Castro que ha destruido a mi linda Cuba.

Fuente:

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario