La Cuba del recuerdo | El turismo en Cuba hasta el 1958

La industria del turismo en Cuba era muy importante hasta el 1958, fue considerada el número 4 después del azúcar, tabaco y café.

Cuba tenía muchas cosas que ofrecer, la inmaculada higiene del país junto con sus bellezas naturales y suave carácter del cubano hacían una combinación excelente para atraer turistas de todas partes del mundo.

La posición geográfica de la isla también influenciaba grandemente, pues está en el centro del Mar Caribe, entre las tres americas norte, sur y al lado de la central, Cuba está considerada la llave del Golfo de Méjico.

El clima, siempre templado, las playas y lugares naturales hacen un lugar privilegiado para todo extranjero.

Toda la costa norte de la isla de Cuba está repleta de playas naturales, bellas y seductoras; cayos, también llenos de playas y caletas dónde el deporte de la pesca es abundante y placentero.

Entre las playas cubanas está la de Varadero en la bahía de Cárdenas, es una de las playas con la arena más blanca y fina del mundo. Los cubanos seremos exagerados pero no somos mentirosos y cuando decimos que Varadero es linda, es porque es verdad que es linda. Podías caminar cientos de metros mar adentro y seguías dando pie y si mirabas hacia abajo veías tu cuerpo en la transparencia del agua hasta los pies.

En Varadero se realizaba la mundialmente conocida “Regata senior de canoa de cuatro de Varadero”, en el 1956 el team de remos de Varadero compitió en Sidney, Australia en las olimpiadas de ese año ocupando uno de los primeros lugares. Un gran amigo mío dentista, Pérez Febles, más conocido por Tato, remó en esa canoa, por cierto que tuvieron muchos problemas para meter la canoa en el avión.

Una carretera de cuatro vías comunicaba en una hora el recorrido de La Habana a Varadero, era llamada la vía blanca porque bordeaba todas las playas de arena blanca de la costa norte.

Cuba es la isla mayor de las Antillas y sus 134,202 kms cuadrados están llenos de lugares abiertos y escondidos con inigualable belleza haciéndola un lugar digno de visitar.

Tiene montañas como el Escambray y la Sierra Maestra con su Pico Turquino.

Tiene valles como el Yumurí y Viñales con increíble belleza en su única topografía en el mundo.

Caudalosos ríos que riegan suficientemente su suelo para hacer de Cuba un territorio fértil.

Cuevas como las de Bellamar en Matanzas con bellas formaciones con el enorme Manto Sagrado en su entrada. Antes del 1959 se conocía a Puerto Boniato en la provincia de Oriente como un lugar donde Dios puso su mano para embellecerlo con indescriptible naturaleza, hoy tristemente de conoce por la terrible cárcel que tiene donde el Castro comunismo tortura y mata a los heroicos prisioneros políticos que están en su contra.

También hay bellezas hechas por el hombre únicas y monumentales construcciones como los tres túneles en La Habana, el Cristo de la Habana, el edificio Focsa primera construcción de hormigón armado en la America, etc..

Con la construcción de tres hoteles: Capri, Riviera y el Hilton se aumentó la capacidad de alojar turismo extranjero.

Existía el turismo de fin de semana donde habían vuelos especiales de los EEUU que llegaban a La Habana el viernes por la tarde, tenían reservación con visita a un cabaret incluida y regresaban a EEUU el domingo por la tarde. Incluso el vuelo tenía un show que empezaba cuando el avión despegaba de Miami.

Había un ferry que unía a Cayo Hueso con La Habana en el cual podías poner tu carro y llevarlo contigo.

Innumerables líneas aéreas conectaban a Cuba con el extranjero eficientemente aterrizando el el aeropuerto José Martí en Rancho Boyeros a veinte minutos de La Habana, casualmente allí teníamos una finca colindando con la pista de aterrizaje la cual se la arrebataron a mi familia.

La Habana tenía suficientes cabarets para ir todas las noches a uno diferente diariamente durante un año, Tropicana, Montmartre, San Sousí, la Red entre ellos.

Y más cines que Nueva York, Paris y Buenos Aires juntos.

Muchos teatros con entretenimiento y cultura para todos los turistas.

La mayoría de estos lugares señalados hoy no existen debido a el abandono del sistema Castro-comunista más interesado en exportar revoluciones que de cuidar de lo que es patrimonio de nuestros mayores.

En los lugares turísticos no puede entrar el cubano de a pie y necesitas $$ dólares para pagar.

Todo el negocio turístico en Cuba se encuentra controlado por Gaesa, compañía en manos de militares comunistas para su enriquecimiento propio.

Ay, mi Cuba linda.

Fuente:

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario