La Cuba del recuerdo | El cubano en Cuba antes del 1959

Sin ánimo de rebajar a otras nacionalidades, me atrevo a decir que el cubano antes del 1959 era muy inteligente, habían florecientes negocios, la Universidad de la Habana estaba llena y bulliciosa con jóvenes listos a prepararse en diferentes profesiones para “comerse” al mundo, empresarios, trabajadores por doquier; habían muchas ganas de ser excelentes.

Voy a sacar a dos cubanos, Juan R. y a su hijo Ramón como ejemplo de lo que estoy diciendo.

Ellos ejemplifican a el cubano antes del 1959.

Juan R. era hijo de un asturiano, el cual tenía tres fondas y quería que su hijo fuera fondero también,

Juan R. quería ser médico, esto disgustaba muchísimo a su padre y tensó un poco la relación entre padre e hijo, pero un triste golpe del destino terminó con eso: Juan R. quedó huérfano de padre y madre con 17 años de edad y cuatro hermanas menores que el.

Quisieron dividir a los hermanos pero Juan R. dijo que los cinco se quedaban juntos y el se ocuparía de todo.

En Cuba el estudiante de Odontología tenía ciertas concesiones no escritas, podía trabajar como dentista mientras estudiaba la carrera, y eso hizo que Juan R. cambiara un poco su rumbo de medicina a Odontología, pues así podía mantener a su familia de cinco practicando Odontología mientras estudiaba. También estaba Caridad, su novia con la cual quería casarse y tener sus hijos. Así fué, se graduó como dentista y después que tres de sus hermanas estuvieron bien casadas se casó el con Caridad, y

nacieron Ramón y Caridad Elena.

Ya con su consulta montada e hijos nacidos, continuó sus estudios para llegar a cumplir su sueño: ser médico, y así lo hizo graduándose en la facultad de medicina de la Universidad de La Habana varios años después.

Decidió continuar su exitosa práctica de Odontología y practicaba la medicina en sus ratos libres. Era de esos médicos que te podían diagnosticar una maladia de primer examen y así salvó muchas vidas, también le gustaba mucho la cirugía ortopédica y la practicó exitosamente junto con el doctor Iglesias Vasallo en el Hospital militar.

A fines de los años treinta salió a oposición una plaza de segundo teniente dentista en el ejército, a la cual se presentó y sacó el primer puesto entre 29 aspirantes, pero había un hijo de un coronel que lo querían enchufar delante de Juan R., le ofrecieron un puesto en la Cruz Roja, pero el no aceptó, o le daban la plaza de teniente o nada; el dentista del presidente de la Republica de Cuba era el Dr. Oíz Ramos y le contó a Juan R. que el presidente le preguntó quien era el número uno y el le dijo que era Juan R. a lo cual el le dijo: pues de Juan R. es la plaza. El presidente era el señor Fulgencio Batista y Zaldívar.

Juan R. fue un honorable miembro del ejército cubano hasta alcanzar por sus méritos el grado de Comandante en sanidad militar en el 1958.

Juan R. crió a su hijo Ramón con amor a la verdad y respeto al orden por encima de todo.

Y a pesar de su alta disciplina era muy alegre y guarachero.

Tenía refranes que Ramón entendía muy bien; cuando el le pedía algo y el decía “redondamente no” ya Ramón sabía que era NO.

Cuando rara vez se equivocaba decía “Falla Bonet y Falla Gutiérrez, que falle yo no tiene importancia“

Cuando quería terminar algo sin más explicación “Al carajo albañil que se acabó la mezcla”

Cuando alguien hacía algo que no tenía razón decía “votó por los liberales”

Juan R. nunca le insinuó a Ramon que estudiara Odontología, pero cuando el decidió estudiarla se puso muy contento y le dijo a Ramón: “pipo voy a reunir un dinerito para que cuando termines puedas ir a los EEUU a estudiar uno o dos cursos y puedas venir a Cuba a ejercer buena dentistería”, que lejos estaban los dos de lo que les tenía deparado el destino.

Vino Fidel Castro y padre e hijo tuvieron que exilarse.

En Enero 12 del 1962 llega Ramon a Miami y en Mayo 23 del 1964 llega Juan R.

A los 55 años Juan R. se gradúa de dentista otra vez en la Universidad de Texas, pasa los boards de Texas, New York y Florida.

Establece una consulta dental en New York y después otra en Florida.

Ramón terminó Odontología en Cuba y no lo graduaron por no ser miembro del partido comunista

El primer año en EEUU fué carnicero, frutero, empaquetador y limpiador de un conocido mercado en Miami, hasta que después de pasar una serie de exámenes fue admitido en la escuela dental de la State University of Iowa, Iowa City; en dos años se gradúa, pasa los boards de Iowa, New York y Florida; se establece en Iowa City con su consulta y es profesor de la escuela donde se graduó, allí dió muchas conferencias de lo que era Cuba hasta el 1958.

Después de tres años su esposa Conchita y el deciden trasladarse a Miami y establece su práctica en la capital del sol.

Es el primer dentista cubano presidente de todas las organizaciones dentales en Florida, incluyendo la Florida Academy of General Dentistry, International College of Dentists y American College of Dentists; organizó y enseñó cursos a dentistas cubanos y extranjeros para pasar el board de la Florida, gracias a eso más de mil dentistas han podido obtener su licencia para ejercer en Florida; fue miembro del Florida Dental Board, como assistant secretary treasurer, ahora continúa su práctica en Miami mientras enseña Restauración dental en la escuela de Medicina Dental de Nova South Eastern University.

El ejemplo de Juan R. Y Ramón es el de muchísimos cubanos que fueron desterrados por Fidel Castro por no pensar como el, y por estar imposibilitados de eliminar esa banda de ladrones asesinos que tomaron despiadadamente el poder en Cuba.

Cuba perdió en la década de los sesenta toda la inteligencia, voluntad y fuerza que vino a establecerse a Miami, desde los niños en la operación Peter Pan hasta los mayores con mentes pensantes y músculos fuertes para constituir una inmigración en los EEUU que le ha aportado progreso y bienestar.

Médicos, dentistas, arquitectos, abogados, ingenieros, empresarios, etc., nacidos en Cuba y nacidos aquí de padres cubanos han enriquecido esta nación, tristemente los perdió mi Cuba linda gracias al socialismo comunista instaurado por Castro y camarilla para hacerse ellos inmensamente ricos.

Fuente:

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario