Deportes 06 octubre 2021

Jugadoras protestan durante partidos de fútbol en EEUU

PORTLAND, Oregon, EE.UU. (AP) — Las futbolistas se detuvieron en la cancha a los seis minutos de los partidos del miércoles en la National Women's Soccer League y enlazaron los brazos, formadas en un círculo, para demostrar su solidaridad con dos ex jugadoras que acusaron a un destacado entrenador de acoso y otras conductas indebidas.

Los actos de protesta se produjeron durante los partidos entre el Gotham FC y el Spirit de Washington de Filadelfia y entre el Courage de Carolina del Norte y el Racing de Louisville.

“Esta noche, reclamamos nuestro lugar en la cancha, porque no dejaremos que nos arrebaten la alegría”, advirtió la Asociación de Jugadoras de la NWSL en un comunicado publicado el miércoles por la noche. “Pero esto no es para que las cosas sigan como de costumbre”.

La liga acababa de volver a las canchas después de suspender los partidos del fin de semana pasado mientras se asimilaban las acusaciones lanzadas el 30 de septiembre contra el exentrenador del Courage, Paul Riley, que posteriormente fue despedido.

Horas antes, el propietario del Courage ofreció disculpas por el “fracaso” del equipo para crear un entorno en el que las jugadoras se sintieran a salvo para alzar la voz.

El comunicado del propietario del Courage, Steve Malik, fue el primer comentario público del equipo luego del anuncio de la destitución de Riley el jueves pasado. Las acusaciones sacudieron a la liga y condujeron a la renuncia de la comisionada de la NWSL, Lisa Baird.

Malik aseveró en su carta que, después de adquirir el Courage en 2017, “llevó a cabo la debida diligencia” para retener a Riley y al cuerpo técnico.

“Tuvimos conocimiento de una investigación sobre el comportamiento del señor Riley en 2015 y posteriormente se nos aseguró que todo estaba bien”, escribió Malik. "Durante su empleo con el Courage, no tuvimos conocimiento de las acusaciones de acoso sexual o coerción. Cuando nos enteramos de las horribles acusaciones en los reportes de la semana pasada, las tomamos en serio y despedimos inmediatamente al señor Riley.”

Dos exjugadoras de la NWSL, Sinead Farrelly y Mana Shim, hicieron públicas las acusaciones de abuso, incluida coerción sexual, que se remontaban a hace más de una década. Las acusaciones fueron detalladas la semana pasada en una nota realizada por The Athletic.

Riley ha negado haber cometido alguna conducta inapropiada.

Dirigió a las Thorns de Portland de la NWSL en 2014 y 2015, cuando fue despedido por el equipo, que lo había investigado y compartido sus hallazgos con la liga. Riley tomó la riendas del Western New York Flash por una temporada, antes de que el equipo fuera vendido y trasladado a Carolina del Norte en 2017.

El despido de Riley fue el más reciente de una serie de escándalos que involucran a la NWSL, la principal liga de fútbol profesional femenino de Estados Unidos.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario