Italia 19 agosto 2022

Cuba exportará 497 médicos a Italia, en una operación que fue mantenida en secreto

La Habana cobraría un total de 28 millones de euros anuales durante tres años por ese acuerdo

El presidente de la región italiana de Calabria, Roberto Occhiuto, anunció oficialmente la firma de un acuerdo con el Gobierno de Cuba para la exportación a ese país europeo de medio millar de médicos, quienes trabajarán en esa región del sur.

El funcionario hizo el anuncio a través de un video compartido en sus redes sociales, y entre otros detalles precisó que los profesionales llegarán a ese país tan pronto como en septiembre próximo.

"Desde hace meses he tenido un provechoso diálogo con el Gobierno cubano. Los médicos cubanos ya ayudaron a Italia, en Lombardía y Piamonte, en los meses más duros de la pandemia de Covid-19. Hoy, en Roma, en la Embajada de la República de Cuba en Italia, firmé un convenio de cooperación con la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos (CSMC) para la prestación de servicios médicos y de salud", indicó.

Embed

Según Occhiuto, los cubanos serán usados por al menos tres años "hasta que se completen con éxito todas las competencias" en los hospitales locales.

"El Gobierno del Caribe puede poner a nuestra disposición 497 médicos con diferentes especializaciones. En septiembre comenzará la fase experimental de esta colaboración y llegarán los primeros médicos, comenzarán los que ya saben hablar italiano y los demás, antes de prestar servicio, tomarán cursos intensivos para aprender rápido y bien nuestro idioma", agregó.

"Estamos satisfechos con la firma de este importante acuerdo, una oportunidad más para Calabria, una forma concreta de dar respuestas inmediatas a las necesidades de los ciudadanos, prestar servicios adecuadamente, garantizar instalaciones de salud operativas en toda la región y tener hospitales en funcionamiento", apuntó.

El presidente regional, miembro del partido de derecha Fuerza Italia, indicó también que había decidido "en los últimos meses mantener en secreto esta delicada negociación porque, mientras tanto, otras instituciones públicas y privadas exploraban persistentemente el mismo camino".

"La sanidad en nuestro país vive una paradoja que espero que el futuro Gobierno pueda resolver definitivamente. En toda Italia, incluida Calabria, las autoridades sanitarias buscan desesperadamente médicos para contratarlos por tiempo indefinido", agregó.

Ochiuto aseguró que en Calabria "el sistema de atención de la salud en este momento tiene muchos recursos para contratar. Hicimos convocatorias para posiciones abiertas, expresiones de interés, y quedaron desiertos. Estamos trabajando en un paquete de incentivos, económicos y de carrera, para hacer más atractivas nuestras competiciones".

De acuerdo con el medio local La Nueva Calabria, para que se haga efectivo el negocio de exportación la Comercializadora de Servicios Médicos de La Habana, que cobra el salario de los profesionales exportados y luego les paga entre el 70 y el 75% de esa suma, deberá montar una sucursal con sede en Catanzaro.

El convenio firmado especifica que cada contratista de la región calabresa pagará a esa entidad estatal una cuota mensual de 3.500 euros por cada profesional, en pagos trimestrales.

Además, dice el contrato, la región se compromete a pagar "la suma global neta mensual de 1.200 euros para cubrir los gastos de mantenimiento, los gastos de viaje Italia-Cuba (dos viajes de ida y vuelta al año) y los gastos de alojamiento, así como los de formación complementaria y el examen realizado por el médico competente identificado por la Región de Calabria sobre la base de las disposiciones vigentes sobre la materia en el territorio de la República Italiana".

Ello supondría un total de 28 millones de euros anuales devengados por La Habana.

El texto del convenio se limita a indicar que los médicos cubanos contratados obedecerán "en términos funcionales a las directivas de los jefes de las estructuras de los órganos de salud anfitriones, comprometiéndose a desarrollar sus actividades sobre la base de las normas, protocolos y reglamentos aplicables en el territorio de la República Italiana".

Por su parte, la CSMC se compromete a "garantizar que los trabajadores cubanos de la salud tengan las habilidades profesionales y la experiencia adecuada para el ejercicio de las actividades sanitarias para las que sean titulares".

La participación en los cursos programados, pagados por la Región de Calabria, "es obligatoria y constituye una condición para la continuación de la relación profesional con el trabajador de la salud", agrega el convenio.

Desde que La Habana perdiera varios mercados para sus profesionales exportados, con el cierre de sus grandes "misiones" en países como Brasil, Bolivia y Ecuador, ha estado buscando nuevos destinos para sus sanitarios. Durante 2020 y 2021 la pandemia del Covid-19 le permitió enviar grupos por breve tiempo a más de 20 países, incluidos Andorra e Italia.

En los últimos meses ha reiniciado el negocio, uno de los más lucrativos para el Gobierno, con el envío de más de 500 sanitarios a México y la inminente exportación de otros a Honduras.

Los servicios de salud humana y de atención generaron al Gobierno 3.997.948,3 de los 6.879.664,9 millones de pesos ingresados en 2020 por el concepto de exportación de servicios. La Salud fue exactamente el 58,1% de ese total. A pesar de ello, La Habana insiste en que sus "misiones médicas" son expresión de su "vocación internacionalista" y parte del propósito "humanista" de la Revolución.

Ello, mientras crecen las denuncias de doctores, enfermeras y otros especialista de salud por las condiciones de esclavitud a la que son sometidos en las llamadas "misiones".

Recientemente, las ONG Prisoners Defenders (PD) y Outreach Aid to Americas denunciaron las violaciones de derechos que suponen las "misiones médicas" de La Habana y llamaron a detener la separación forzosa a que son sometidas miles de familias cubanas debido a ellas. También la organización Human Rights Foundation acaba de publicar un exhaustivo reporte sobre la práctica de trata de personas por parte del régime cubano en su programa de misiones médicas.

La violación de los derechos humanos de los médicos cubanos enviados al exterior ha sido ampliamente documentada y denunciada. Una investigación publicada por DIARIO DE CUBA en 2018 reveló a nivel mundial los mecanismos usados por el régimen cubano en la exportación de médicos a Brasil. Otra investigación más reciente de este mismo periódico, en colaboración con la organización de periodismo CONNECTAS, obtuvo pruebas del modus operandi en otros países. PD ha obtenido desde 2019 hasta hoy más de 1.800 testimonios de víctimas que describen condiciones laborales de esclavitud moderna en "misiones" en 47 países entre 2002 y 2022.

Fuente: diariodecuba.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario