Israel 26 agosto 2015

Deshielo EEUU-Cuba tomó a Israel por sorpresa

En octubre de 2014 Israel había sido el único país en votar en la ONU junto a Estados Unidos contra una resolución que pedía el fin del embargo.

El cambio de postura de la administración de Barack Obama hacia La Habana, anunciado en diciembre pasado, tomó al gobierno israelí, uno de sus tradicionales aliados, por sorpresa, informa The Times of Israel.

Menos de dos meses antes, Israel había sido el único país en votar en la ONU junto a Estados Unidos contra una resolución que pedía el fin del embargo, una política cuyo fin han defendido en los últimos meses tanto el presidente Obama y como su secretario de Estado, John Kerry.

Durante años, Jerusalén ha seguido la línea de Washington sobre Cuba sin cuestionarla, señala en un artículo el periodista Raphael Ahrem. Sin embargo, Jerusalén no tendría fácil seguir el cambio de política, entre otras cosas porque La Habana no está interesada en relaciones con el Gobierno israelí, debido a sus lazos con el mundo árabe, Irán y otros países latinoamericanos críticos de las políticas del Estado judío hacia los palestinos.

Ahrem asegura que ningún miembro del Gobierno estadounidense avisó al israelí del drástico cambio que se planeaba hacia Cuba.

Por la sensibilidad del asunto, funcionarios israelíes rechazan opinar oficialmente, pero en privado muestran su frustración por la posición incómoda en que Washington los ha dejado, afirma el periodista.

"Estamos siguiendo de cerca el desarrollo de las relaciones Estados Unidos-Cuba", dijo un diplomático que habló bajo condición de anonimato. "No tenemos conflicto con Cuba; la desconexión entre nuestros países no es natural", añadió, según citó The Times of Israel.

Según Ahrem, Jerusalén considera a La Habana un jugador clave en la formación de la opinión pública en la izquierda latinoamericana y estaría en disposición de restablecer relaciones diplomáticas.

Actualmente, Canadá representa los intereses israelíes en La Habana, incluyendo la asistencia a la pequeña comunidad judía de la Isla.

A pesar de la irritación de Jerusalén por la forma en que el Gobierno de Estados Unidos ha manejado su nueva política hacia Cuba, es probable que siga el ejemplo de Washington en octubre, cuando la Asamblea General de la ONU vuelva a votar sobre el embargo. "Creo que tenemos que cambiar nuestros patrones de votación", dijo un alto funcionario israelí, "porque hubo un cambio estratégico".

Fuente: Diario de Cuba

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario