Mundo10 septiembre 2019

Irak: Mueren 31 peregrinos en estampida durante Ashoura

BAGDAD (AP) — Una pasarela se derrumbó y provocó una estampida en la ciudad santa de Karbala, Irak, el martes cuando miles de musulmanes chiíes celebraban uno de los días más solemnes del año. Al menos 31 personas murieron y 100 resultaron heridas.

Fue la estampida más mortífera en la historia reciente durante la conmemoración del Ashoura, cuando cientos de personas se reúnen cada año en la ciudad, a unos 80 kilómetros (50 millas) al sur de Bagdad.

La estampida sucedió hacia el final de la procesión y provocó que la gente corriera en pánico cerca del santuario con domo dorado del imán Hussein, según dos funcionarios que hablaron con The Associated Press desde Karbala.

Afdhal al-Shami, un empleado del santuario, negó que la pasarela se hubiera derrumbado o mostrara grietas. “Fue la estampida lo que provocó este incidente”, dijo.

Mohammed Shenin Jebir, un peregrino, dijo que todo sucedió muy rápido.

“Los visitantes de repente cayeron al piso y hubo una fuerte estampida, en donde muchos peregrinos cayeron uno sobre el otro”, dijo después de ser atendido en la Ciudad Médica Hussein en Karbala por los cortes y golpes arriba de su ojo derecho.

El Ashoura recuerda la muerte del imán Hussein, nieto de Mahoma, a manos de una facción islámica rival en Karbala, en lo que hoy es Irak, en el año 680 después de Cristo.

Los chiíes consideran a Hussein y sus descendientes como los herederos legítimos del profeta. Se considera que la muerte de Hussein consolidó el cisma entre chiíes y suníes.

En años recientes, las procesiones de Ashoura han sufrido ataques de extremistas suníes, pero las de este año se desarrollaban en paz hasta que se derrumbó la pasarela.

El hecho del martes tuvo lugar durante la carrera llamada “Tweireej”, en la que decenas de miles de personas corren hacia el santuario del imán Hussein en Karbala alrededor del mediodía.

La corrida de entre dos y tres kilómetros simboliza el momento en que los primos maternos del medio hermano del imán Hussein, al-Abbas, corrieron desde la aldea vecina de Tweireej, para rescatarlo, pero lo encontraron muerto.

En Irak, cientos de miles de personas acudieron a las procesiones en Karbala y Bagdad en medio de fuertes medidas de seguridad. Muchos de los fieles se golpean el pecho y se fustigan con cadenas, en una expresión simbólica del arrepentimiento por no haber podido ayudar a Hussein antes de su martirio.

___

Karam informó desde Beirut.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario