Interpol 11 mayo 2021

Interpol busca al diplomático mexicano Andrés Roemer por abuso sexual

La Interpol emitió una ficha roja para detener al diplomático mexicano y escritor Andrés Roemer, acusado de abuso sexual y violación por decenas de mujeres, según afirmaron este martes autoridades a la prensa nacional.

Aunque las autoridades mexicanas aseguraron que la ficha roja para la búsqueda del acusado en más de 190 países ya está activa y aprobada por la Oficina General de la Policía Internacional, el sitio oficial de Interpol aún no muestra la orden.

La búsqueda internacional se difunde un día después de divulgarse un video de la revista Emeequis en el que un periodista aborda a Roemer, de origen judío, en Israel, país que no tiene un acuerdo de extradición con México.

“No estoy escapando de ningún lado”, expresa Roemer, quien fue cónsul de México en San Francisco (EE.UU.).

Las acusaciones contra el diplomático comenzaron en febrero, cuando la bailarina Itzel Schnaas lo acusó de agresión sexual.

Roemer en un inicio negó “rotundamente” en Twitter la primera acusación, pero después borró sus cuentas de redes sociales tras acumularse más de 10 denuncias en un solo mes.

La agrupación Periodistas Unidas Mexicanas (PUM) ha recopilado más de 60 historias de mujeres que afirman ser víctimas de algún tipo de violencia de Roemer.

Sus presuntas víctimas aseguran que el también filántropo solía mencionar que era amigo del empresario Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, canal de televisión en el que trabajaba.

El 5 de mayo un juez mexicano giró una orden de arresto contra el escritor a petición de la Fiscalía de Investigación de Delitos Sexuales, mientras que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Gobierno federal bloqueó sus cuentas.

Desde entonces, el diplomático ha negado las denuncias.

“No he hecho nada malo, nada, nada, en ningún lado, lo juro”, exclama Roemer en el video.

“También puedes leer que hay más de 400 mujeres que me apoyan y que me conocen, créeme”, termina después.

Roemer ha despertado marchas feministas en su contra e, incluso, el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, su casa estuvo blindada ante la posibilidad de que grupos inconformes la vandalizaran.

Según las víctimas, el diplomático tenía siempre el mismo “modus operandi”: con excusas laborales citaba a sus presuntas víctimas en su casa y después de un breve rato hablando de trabajo comenzaban los tocamientos e insinuaciones para, finalmente, en la mayoría de los casos, ofrecerles dinero.

Fuente: Con referencia de EFE

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario