Instagram 20 abril 2018

Adolescente y abuela se conocieron en un restaurante. Tres semanas después se casaron

Parece el guión de una película romántica, pero con un gran evento inesperado. Cuando Gary Hardwick y Almeda Errell se conocieron en un popular restaurante, se enamoraron a primera vista y supieron de inmediato que querían pasar juntos el resto de sus vidas.

Poco les importaba que él tuviera entonces 17 años y ella 71, y seis nietos.

La inusual pareja —que lleva casi dos años de “feliz matrimonio” y vive en Maryville, Tennessee— ha decidido contar su historia en el programa Extreme love transmitido por el canal online británico Barcroft.tv para demostrar que el amor no tiene edad.

De acuerdo con la entrevista publicada en YouTube, Hardwick y Errell se conocieron brevemente durante el velorio de uno de los hijos de Errell, quien había muerto a los 45 años producto de un ataque de convulsiones.

Dos meses después fue que ocurrió el encuentro mágico. Una nuera de Errell invitó al adolescente a un almuerzo familiar en un restaurante Chuck E Cheese. “Miré sus ojos y me enamoré”, resumió la mujer que ahora tiene 72 años.

Embed

“Ella siempre está llena de risas y nos conectamos muy bien, la química fue genial. Todo sobre ella capturó mi corazón desde el primer día”, dijo el joven de ahora 19 años y que fue criado por su abuela.

La diferencia de edad nunca los intimidó, afirma la pareja. Al momento del encuentro, el adolescente acababa de terminar una relación de dos años con una mujer que entonces tenía 77 años.

“Nunca he sentido que me he perdido de algo por estar casado con Almeda”, explicó el joven que asegura que se siente muy maduro para su edad. “No encajo para nada en el grupo joven”.

El romance de esta pareja tuvo un comienzo vertiginoso. Hardwick le propuso matrimonio a Errell dos semanas después de conocerla en el Chuck E Cheese y una semana más tarde, ya eran marido y mujer.

“La primera vez que hicimos el amor fue en nuestra noche de bodas. Fue una experiencia increíble”, dijo Hardwich sin reservas. Por su parte, su esposa agregó que mantienen una rutina sexual diaria.

La relación de ambos ha traído contratiempos dentro de la familia de la mujer. Según ella misma dijo a las cámaras de Barcroft.tv, uno de sus hijos no le habla desde que conoció a su actual esposo.

“Al principio que se juntaron me parecía un poco raro. Pero vivimos en el siglo XXI y esas cosas realmente no deberían importar”, dijo uno de los nietos de la mujer, Indiana Elliott.

“Mi madre, por otro lado, es muy directa porque también hay una diferencia de edad entre él [Gary Hardwick ] y mi madre, así que es un poco extraño ver a tu madre caminando con alguien de la misma edad que tus propios hijos”, agregó.

Otro nieto, Aaron Elliot, comentó que sólo ha llamado a Hardwick “abuelo” una vez. “Estaba borracho”, aclaró entre risas.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.

Fuente: elnuevoherald.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario