Mundo09 agosto 2019

India suaviza toque de queda en Cachemira para oraciones

NUEVA DELHI (AP) — Un estricto toque de queda en la Cachemira administrada por India, en efecto por quinto día, fue suavizado el viernes para permitir a los residentes orar en las mezquitas, informaron las autoridades, pero estallaron algunas protestas en la región en disputa a pesar de los miles de elementos de seguridad en las calles, mientras siguen altas las tensiones con el vecino Pakistán.

La región de mayoría musulmana ha estado bajo un dispositivo de seguridad sin precedentes y un bloqueo casi total de las comunicaciones para prevenir disturbios y protestas después de que el gobierno de India, dirigido por los nacionalistas, dijera el lunes que estaba revocando el estatus constitucional especial de Cachemira y rebajando su condición de estado, para considerarlo ahora sólo un territorio.

Miles de soldados indios fueron desplegados en la zona y más de 500 personas fueron arrestadas.

Cachemira es reclamada en su totalidad por India y Pakistán y está dividida entre los dos archirrivales. Los rebeldes han estado luchando contra el dominio de Nueva Delhi durante décadas en la parte controlada por India, y la mayoría de los residentes de Cachemira quieren su independencia o una fusión con Pakistán.

El jefe de la policía de la región, Dilbagh Singh, dijo a The Associated Press que los residentes de la ciudad más grande de Srinagar podían orar en mezquitas de la zona.

El alivio del toque de queda en la principal ciudad de Cachemira era temporal, pero las autoridades no especificaron cuánto durará. En Srinagar, las oraciones comenzaron a las 12:37 de la tarde y duraron unos 20 minutos. Las imágenes de televisión de la ciudad mostraban a pequeños grupos orando en las mezquitas.

"Vemos una sensación de calma y normalidad. No ha habido ningún incidente de violencia", dijo a los periodistas en Nueva Delhi Raveesh Kumar, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En el barrio Mochu de Srinagar, varias personas que intentaban marchar en protesta contra el gobierno lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad que trataron de detenerlos y las fuerzas paramilitares respondieron disparando gas lacrimógeno y perdigones para dispersar a la multitud, dijo un fotógrafo de la AP. Dos personas sufrieron lesiones que no fueron graves, agregó el fotógrafo.

Se reportaron otros lanzamientos de piedras en Sopore, en el norte de Cachemira, a unos 50 kilómetros de Srinagar, pero las fuerzas de seguridad controlaron inmediatamente la situación, dijeron autoridades no identificadas citadas por la agencia de noticias Press Trust of India.

Press Trust of India agregó que aunque las autoridades permitieron que los fieles oraran en pequeñas mezquitas locales, no lo autorizarían en la histórica mezquita de Jama Masjid, a donde acuden semanalmente miles de musulmanes. Jama Masjid ha sido el epicentro de protestas regulares contra el gobierno indio tras las oraciones de los viernes, un día feriado para los musulmanes.

Está por ver si las autoridades aliviarán también el bloqueo para la fiesta del Eid al-Adha, que se celebra el lunes.

En un discurso a la nación el jueves por la noche, el primer ministro de India, Narendra Modi, prometió al pueblo de Cachemira que su ejecutivo está haciendo "esfuerzos sinceros para garantizar que la gente de la región no tiene dificultades para celebrar el Eid".

Las restricciones de movimiento en toda la región han obligado a los residentes a permanecen en sus casas y forzaron el cierre de tiendas e incluso clínicas. Todas las comunicaciones e internet estaban bloqueados. Modi afirmó el jueves en la noche que la situación en la región volvería a la normalidad de forma gradual.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario