Entretenimiento 09 julio 2020

Hollywood alcanza a la directora Gina Prince-Bythewood

Gina Prince-Bythewood sabe lo que es una buena batalla. La directora de “Love & Basketball” ha sido una deportista toda su vida, pero también es amante de las películas de acción. Así que cuando empezó a soñar con una pelea a puño limpio entre Charlize Theron y KiKi Layne en la nueva película de Netflix “The Old Guard” (“La vieja guardia”), sus expectativas eran altas: hacer algo como la pelea en el baño de “Mission: Impossible—Fallout” (“Misión: Imposible - Repercusión”).

“Es una escena de pelea perfecta. Quería que la nuestra fuera tan genial como esa”, dijo Prince-Bythewood. “Queríamos que el público sintiera como que estaba en la pelea, que sintiera los golpes en la pared”.

Para ella, eso significaba no hacer trampa con “paredes voladoras” en el avión donde ocurre la pelea, que ayudarían a mover la cámara más fácilmente, o depender mucho en los dobles de acrobacias, a los que tendría que editar.

La presión era enorme. Era la primera escena que filmaba de su primera cinta de acción de alto presupuesto, con un presupuesto 10 veces mayor al de su última película. Sólo tenía cinco días para hacerla, mientras que el equipo de “Mission: Impossible” tuvo un mes. Y era un momento histórico: antes de “The Old Guard”, ninguna mujer negra había dirigido una película basada en un cómic. Prince-Bythewood estaba muy consciente de este hito.

“El hecho de que todavía tengamos ‘primeros’ es ridículo”, dijo la realizadora en una entrevista telefónica reciente. “Sabía que podía hacerlo. Hollywood simplemente no me ha alcanzado aún”.

El viernes tendrá la mayor audiencia de su carrera cuando “The Old Guard” se estrene en Netflix para suscriptores en 190 países. Y se muere por saber cómo se sentirá eso. Aunque “Love & Basketball” y “Beyond the Lights” son muy queridas por la crítica y la audiencia, ninguna fue exactamente un éxito en taquilla, pues se vieron afectadas por planes de distribución limitados creados bajo suposiciones incorrectas sobre el alcance de las cintas con protagonistas negros. Su mayor estreno hasta ahora, “The Secret Life of Bees” ("Sabor a miel") de 2008, recaudó poco menos de 40 millones de dólares. El alcance de Netflix se siente como una victoria que finalmente llegó.

“¿Después de todos estos años de pelear por cualquier tipo de distribución y de que me dijeran que estas historias y estos personajes no cruzan fronteras, y ahora 190 países? No lo puedo creer”, dijo.

Skydance Media invitó a Prince-Bythewood a dirigir “The Old Guard”, una adaptación del cómic de Greg Rucka sobre un grupo de mercenarios inmortales. Ella es muy selectiva con sus proyectos y escribe la mayoría. En sus casi 20 años de trayectoria, sólo ha dirigido cinco películas. Pero esta cinta tocó una fibra en ella: es un drama de acción, las protagonistas son mujeres y una de ellas es negra. Y le pidieron que le inyectara acción, incluso en escenas como la pelea en el avión, con un drama impulsado por los personajes.

“Ella fue capaz de traer ese trabajo emocional más profundo que se nota en sus películas”, dijo Layne sobre su directora. “Fue lindo ver eso florecer aquí”.

Prince-Bythewood está acostumbrada a luchar por sí misma. Todo se remonta a su infancia, cuando quería ser deportista.

“No había ligas femeninas”, dijo. “Los chicos no me querían ni a mis hermanas ahí”.

Pero no se dejó intimidar y se convirtió en la primera niña en jugar kickball en su escuela.

“Era muy buena”, contó riendo.

No conformarse con nunca un primer “no” la llevó al prestigioso programa de dirección de la UCLA, a conseguir su primer trabajo como guionista en el programa de televisión “A Different World” y a realizar “Love & Basketball” y “Beyond the Lights”. Su impulso, cree, viene de ser una deportista.

“Es tanto ambición y resistencia y trabajar más duro que nadie”, dijo. “Esa mentalidad impulsa a quien soy como directora. Al comienzo esta industria me decía constantemente que mis historias no valían la pena o que no eran válidas. Tuve que luchar continuamente por mi lugar”.

Siente que finalmente está en un buen lugar, en parte gracias al gusto perdurable por “Love & Basketball” y “Beyond the Lights”, que suelen mercionarse en sus reuniones de trabajo. Sus próximos dos proyectos se enfocan igualmente en mujeres negras, y dijo que por primera vez no tuvo que pelear para filmarlos.

Pero todavía siente una presión inmensa por tener éxito con “The Old Guard”. Las oportunidades son raras para mujeres directoras a nivel de blockbuster, y más raras aún para las mujeres de color. Hace apenas unos años Ava DuVernay se convirtió en la primera mujer de color en dirigir una película con actores reales con un presupuesto de más de 100 millones de dólares. (DuVernay también se suma al club de superhéroes con la película de DC “The New Gods”).

Para calmar sus nervios, Prince-Bythewood se reunió con otra pionera, la directora de “Wonder Woman” ("La Mujer Maravilla") Patty Jenkins, antes de rodar. Jenkins, dijo, le fue de ayuda.

“Lo que ella logró bajo esa presión fue realmente un faro de luz para mí”, dijo Prince-Bythewood. “Es muy difícil hacer una película como esta. Son 63 días de rodaje y nueve meses y medio en el extranjero con mucha preparación. Y todos los días te recuerdan que no puedes fracasar”.

“Because if I fail, I kill it for the next group of Black women who want this opportunity.”

“Porque si fracaso", añadió, "acabo con el próximo grupo de mujeres negras que desean esta oportunidad”.

___

John Carucci contribuyó a este despacho desde Nueva York.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario