Holanda demandó a Rusia ante la Corte Europea de Derechos Humanos, acusándola de ser responsable del derribamiento del avión de Malaysia Airlines en el este de Ucrania hace seis años.

La medida es en apoyo a los litigios presentados ante el tribunal europeo por familiares de algunas de las 298 personas que perecieron cuando un misil Buk, disparado desde territorios controlados por rebeldes ucranianos prorrusos, alcanzó al avión que iba de Ámsterdam a Kuala Lumpur el 17 de julio del 2014.

“Conseguir justicia para las 298 víctimas del derribamiento del Vuelo MH17 es y seguirá siendo la máxima prioridad del gobierno”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Holanda, Stef Blok.

“Al tomar esta medida hoy... estamos acercándonos a esta meta”, añadió.

Al presentar la demanda, el gobierno holandés queda autorizado para compartir “toda información disponible y relevante sobre el derribamiento del Vuelo MH17” con el tribunal europeo basado en Estrasburgo en apoyo a las demandas individuales presentadas por familiares de las víctimas, expresó el ministerio holandés en un comunicado.

Rusia ha negado ser responsable del derribamiento. Una comisión investigadora, sin embargo, ha presentado cargos contra tres rusos y un ucraniano en relación al caso. Los tres están siendo juzgados en un tribunal holandés, aunque ninguno de ellos ha sido extraditado a Holanda para enfrentar la justicia.

Los investigadores aseguran tener pruebas de que el misil usado en el derribamiento fue traído a Ucrania en camión desde una base militar rusa y que la plataforma de lanzamiento fue devuelta a Rusia.

De inmediato no hubo reacción del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. Konstantin Kosachev, director de la comisión de relaciones exteriores de la cámara alta del parlamento ruso, calificó la acción holandesa de “extraña en todo sentido”.

“La investigación no ha concluido, no ha habido sentencia de parte judicial a nivel nacional y al final de cuentas, ¿qué tiene que ver en esto la Corte Europea de Derechos Humanos?”, declaró Kosachev a la agencia Interfax.

La medida del viernes es la gestión judicial más reciente tomada en el caso por el gobierno holandés, que desde el inicio ha jurado conseguir justicia para las familias de las víctimas. Aparte, Holanda ha presentado denuncias contra Rusia acusándola de responsabilidad oficial en el derribamiento.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario