Hialeah 30 junio 2015

Lada recorre las calles de Hialeah

Un auto Lada construido en la antigua Unión Soviética causa furor en las calles de Hialeah y tiene intrigados a muchos residentes.

Entre la nostalgia y la incredulidad, un vetusto y autentico lada ruso circula por las calles de Hialeah y no deja indiferente a nadie.

Embed

El Lada, fabricado en 1993, pertenece al barbero cubano Yuri Velázquez, que lo utiliza para publicitar su negocio, localizado en un pequeño centro comercial de Palm Avenue y la calle 18, en el corazón de Hialeah.

Los Lada llegaron a Cuba en la década de 1970, cuando la isla dependía comercialmente de la Unión Soviética. La mayoría fueron asignados a médicos, deportistas con logros, diplomáticos y trabajadores de la industria del azúcar que cumplían las metas de producción. En los últimos años, muchos de los 200 mil que circulan en la isla fueron reconvertidos en taxis urbanos, o para viajes a ciudades o poblados más distantes

Yuri compró hace 9 años el lada modelo 2105 con un motor de cuatro cilindros y 80 caballos de fuerza. El vehículo fue pintado con los colores distintivos de las barberías, y mantiene motor, transmisión, asientos y tableros originales. Se le han cambiado tornillos, válvulas, pastillas de freno y bombas. Nunca tuvo dispositivos para generar aire acondicionado. Rara vez tiene problemas mecánicos.

En la barbería cuelgan bates, camisetas y gorras de famosos peloteros cubanos que visitan el salón como Kendrys Morales, Rusney Castillo, o el industrialista Lázaro Vargas que coincidió con Yuri en una provinciales jugando para el equipo de Habana del Este. También se exhiben fotos de clientes famosos como el actor William Levy, el cantante mexicano Larry Hernández, el reguetonero Insurrecto, o el boxeador Guillermo Rigondeaux. El Lada y el establecimiento tomaron notoriedad después de una serie de reportajes en el canal de YouTube de Universo Increíble, un blog del periodista cubano Oscar Suárez, que incluyó una divertida visita del humorista residente en Cuba Ulises Toirac Matute.

La Barberia de Yuri parece la sala de un hogar cubano. Los clientes llegan con coladas de café y los temas noticiosos del día son comentados con la misma pasión que le ponen a los modernos cortes de pelo.

Fuente: Olance Nogueras / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario