Hialeah 09 agosto 2022

Iglesia de Hialeah acoge a cubanos recién llegados a Miami que no tienen lugar donde vivir

El éxodo de migrantes por la frontera sur de Estados Unidos continúa y el impacto ya se hace sentir el sur de la Florida

Un ejemplo de ello es la iglesia Rescate Voluntario, ubicada en el 951 de la cuarta avenida del Este de Hialeah, donde han tenido que transformar salones de clases para niños en dormitorios para migrantes cubanos, venezolanos y nicaragüenses, que llegan sin recursos a La Ciudad que Progresa.

Una de ellas es María Josefa, una residente de Matanzas, quien decidió reencontrarse con su hija y su nieto de seis años en Uruguay, para emprender el cruce hacia Estados Unidos.

Tienen dos semanas de haber llegado al sur de la Florida y hoy cuenta cómo fue cruzar la selva del Darién.

Embed

“Muy peligroso en todo sentido y no fue agradable, momentos muy difíciles, pero tuvimos que hacerlo”, dice.

Según las estadísticas del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), el flujo migratorio cubano por vía terrestre fue 140,602 registrados durante los primeros ocho meses del actual año fiscal.

María Josefa cuenta que, a pesar de lo duro de la travesía, no tiene duda que aquí podrán encontrar mejor calidad de vida.

“Para mí es algo difícil, porque lo de uno es lo de uno, pero la vida nos motivó a esto”, agregó.

El pastor David Monduy explica que en este momento, la iglesia no se da abasto para recibir a más migrantes.

“Tenemos cuatro aulas y esas son las que estamos utilizando y tuvimos que hacerles unos cambios para que pudieran estar”, explicó.

En la iglesia Rescate Voluntario clasifican la ropa y juguetes que residentes y vecinos de Hialeah llevan para los migrantes.

El pastor Monduy agradece la colaboración de los residentes, pero pide que por el momento no lleven más ropa.

“Lo importante es que otras iglesias e instituciones los ayuden para que tengan un sitio”, precisó.

Fuente: Orian Brito | americateve.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario