Deportes13 noviembre 2019

Hayward frustrado por su lesión más reciente

BOSTON (AP) — Gordon Hayward consideró “una noticia relativamente buena” que su última lesión podría dejarlo fuera sólo seis semanas. Pero no deja de ser frustrante que la fractura en la mano haya ocurrido justo en momentos en que el escolta había recuperado el nivel que tenía cuando una pierna rota lo obligó a parar una campaña completa.

“Es una gota en el balde, seguro”, comentó el jugador de los Celtics de Boston el miércoles, antes del partido de su equipo ante los Wizards de Washington, que Hayward verá desde la banca. “Estoy feliz de que no será tanto tiempo. Obviamente me siento frustrado. Es una porquería ver y no poder jugar, especialmente con el inicio que tuvimos”.

Hayward se fracturó la mano tras sufrir una colisión con LaMarcus Aldridge el sábado en el juego ante los Spurs de San Antonio. El escolta fue sometido a una cirugía el lunes.

“Uno siempre piensa en el peor de los escenarios y en realidad durante la jugada no entiendo exactamente qué ocurrió”, indicó. “Pero lo escuché y lo sentí e inmediatamente supe que algo andaba mal”.

Hayward quedó fuera de la temporada 2017-18 después de cinco minutos en el partido inaugural de la campaña, tras sufrir una fractura en la pierna. La espeluznante lesión provocó que sus compañeros voltearan hacia otro lado.

Al propio Hayward le tomó más de un año ver el video del momento.

Pero esta vez vio la repetición inmediatamente _sólo para saber qué hizo mal.

“Cuando lo ves en cámara lenta, es como que te preguntas qué pasó. Creo que nada debió haber ocurrido. No se ve tan mal”, comentó. “Fue una jugada cualquiera, a veces así es el baloncesto”.

Hayward, de 29 años, regresó de anterior fractura la pasada temporada y jugó 72 partidos, la mayoría como suplente, promediando 11,5 puntos y 4,5 rebotes _números más bajos que antes de la lesión. En los primeros siete duelos de esta campaña había estado más cerca de sus mejores números, promediando 19 unidades, cuatro asistencias y siete tablas, récord de carrera.

“Sí, es frustrante, no hay ninguna duda”, aseguró. “Siento que estábamos en un buen punto como equipo y también individualmente. Entonces, el momento claro que es frustrante, pero considerando todo, no está tan mal”.

Otra diferencia entre esta lesión y la anterior es que Hayward podrá correr y mantener su condición física mientras espera que sane su mano. La última ocasión se vio obligado a lanzar balones desde una silla y practicar el levantamiento de objetos con los pies para recuperar su destreza.

Indicó que los médicos le pusieron un clavo y una placa en la mano, que lo hará más fuerte y le ayudará a sanar más rápido. No sabe cuándo podrá comenzar a tirar otra vez. Tiene permiso de quitarse el cabestrillo para hacer ejercicio, pero tiene un problema más grande: sus hijas ayudaron a decorarlo y usaron los colores de los rivales Lakers de Los Ángeles.

“Algunas de mis cosas favoritas: cachorros, unicornios y arcoíris”, comentó Hayward. “Intenté que no usaran morado y que eligieran verde, pero estaban muy seguras de los colores que eligieron. Creo que un artista siempre será un artista”.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario