Mundo 14 abril 2021

Gran penetración israelí en Cisjordania facilitada por Trump

EFRAT, Cisjordania (AP) — Una agresiva expansión de asentamientos bajo el gobierno de Donald Trump en Estados Unidos hizo que Israel penetrase más adentro que nunca en la Margen Occidental del río Jordán —un territorio en el que los palestinos quieren crear un estado—, con la construcción de 9.000 viviendas nuevas y proyectos para edificar miles más, según una investigación de la Associated Press.

Si el gobierno de Joe Biden no frena esa expansión, este boom en la construcción podría hacer casi inviable la solución que contempla dos estados, impulsada por la comunidad internacional.

Imágenes satelitales y otra información conseguida por la AP documenta por primera vez el impacto de las políticas de Trump, que hizo a un lado la histórica oposición de Estados Unidos a los asentamientos y propuso un plan para el Medio Oriente que hubiera permitido a Israel conservar esos asentamientos.

Si bien el plan de Trump ha sido descartado, la construcción de tantas viviendas israelíes en Cisjordania puede hacer que resulte imposible crear un estado palestino. El gobierno de Biden apoya la solución de los dos estados, pero no ha dicho por ahora cómo la promoverá.

La gran cantidad de proyectos en marcha, combinada con la construcción de mucha infraestructura para los asentamientos, implica que Biden tendría que buscar la forma de frenar la expansión israelí para que el estado palestino siga siendo viable. Biden condenó la construcción de asentamientos, pero por ahora no muestra interés alguno en generar tensiones con Israel y prefiere concentrarse en otros temas más prioritarios.

Israel, mientras tanto, seguirá siendo gobernada por una figura que promueve la expansión de los asentamientos. Después de otra elección con el voto muy dividido, el nuevo gobierno será encabezado por el actual primer ministro Benjamin Netanyahu o por uno de sus rivales de derecha, por lo que difícilmente se frene la construcción.

Hanan Ashrawi, veterana portavoz de los palestinos, dijo que el gobierno de Trump ha sido un “cómplice de los delitos” de Netanyahu. Agregó que Biden tendría que hacer algo más que condenar los asentamientos y adoptar “medidas serias para que rindan cuentas” si quiere cambiar algo.

“Hace falta bastantea agallas y disposición a invertir”, manifestó.

Los palestinos consideran los asentamientos una violación de las leyes internacionales y un obstáculo para la paz, postura que tiene amplio apoyo internacional. Israel, por su parte, dice que la Margen Occidental históricamente, y según la Biblia, pertenece al pueblo judío y que cualquier división debe ser acordada en negociaciones.

No ha habido negociaciones serias entre los dos bandos en más de una década.

El gobierno de Biden dice que se opone a toda medida que conspire contra los esfuerzos por conseguir la paz.

Según Peace Now, una organización contraria a los asentamientos, Israel construyó unas 9.200 viviendas nuevas en Cisjordania bajo la presidencia de Trump. Esto representó un aumento del 28% respecto a los niveles registrados durante el gobierno previo de Barack Obama, que se oponía a los asentamientos.

Más importante todavía es la ubicación de estos asentamientos. De acuerdo con Peace Now, el 63% de las viviendas construidas el año pasado se encuentran en zonas que tendrían que ser evacuadas si hay un acuerdo de paz que cree un estado palestino. El 10% de los asentamientos ocupan tierras muy aisladas y acentúan la penetración israelí en esos territorios.

Hagit Ofran, investigador de Peace Now que reunió esos datos, afirmó que Israel está haciendo todo lo posible por tratar la Margen Occidental “como si fuese parte de su territorio, sin dejar espacio alguno para un estado palestino”.

Israel, por otro lado, puso en marcha la construcción de 12.159 viviendas en el 2020.

A diferencia de sus predecesores inmediatos, Netanyahu alienta la construcción de asentamientos bien adentro de la Margen Occidental, en áreas remotas, en una actitud que conspira contra la solución de los dos estados.

Partidarios de los asentamientos siempre han dicho que tomará varios años ver los resultados del apoyo que brindó Trump, aliviando las presiones de la comunidad internacional.

“La aprobación de los asentamientos es más importante que la construcción”, dijo el portavoz de Peace Now Brian Reeves.

Israel capturó la Margen Occidental, la parte oriental de Jerusalén y la Franja de Gaza —territorios en los que los palestinos quieren crear un estado propio— en la guerra de 1967. Se retiró de Gaza en el 2005, pero afianzó su control del este de Jerusalén —que anexó unilateralmente— y la Margen Occidental.

Casi 500.000 israelíes viven en la Margen Occidental, aproximadamente el 15% de la población. Y otros 200.000 en la parte oriental de Jerusalén, donde hay 300.000 palestinos.

Hay asentamientos israelíes en toda la Margen Occidental, desde pequeños caseríos y carpas en colinas hasta casas rodantes y ciudades enteras, con barrios residenciales, centros comerciales y hasta una universidad.

___

Los reporteros de la Associated Press Jon Gambrell (Dubái, Emiratos Árabes Unidos), Moshe Edri (asentamiento de Efrat) y Jelal Hassan (al-Masara, Margen Occidental) colaboraron en este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario