George Floyd 10 noviembre 2020

Minneapolis se ha convertido en un infierno caótico, con una espiral de crímenes violentos

Desde la muerte de George Floyd, Minneapolis se ha convertido en un infierno caótico, con una espiral de crímenes violentos, mientras sus autoridades civiles presionan por quitarle fondos a la policía e incluso, desmantelar el departamento.

Las cosas se han ido totalmente de control y Minneapolis está llamando al 911…de otras ciudades.

Según el diario Minneapolis Star Tribune, los funcionarios de la ciudad están considerando traer policías de otras jurisdicciones, ante la escasez de oficiales, muchos de los cuales optaron por irse a otros sitios o retirarse ante la campaña de descrédito que sufrieron tras la muerte de Floyd, en mayo pasado.

De acuerdo con el plan, serían los oficiales de la Oficina del Sheriff del condado Hennepin y la Policía de Tránsito de Metro quienes responderían principalmente a las llamadas al 911 por casos violentos.

Si la propuesta inicial es aprobada por el Concejo Municipal y el alcalde Jacob Frey esta semana, los equipos se formarían el domingo y se desplegarían en la ciudad hasta fin de año.

Fuente: Redacción de americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario