FINCIMEX 26 octubre 2021

El Gobierno cubano se queja de la caída de las remesas desde EEUU, pero sigue sin buscar sustituto para Fincimex

A un año del cierre de ese canal de envíos, presenta a la sancionada Fincimex como el camino más 'seguro, rápido y económico para las familias cubanas'

Según Publica Diario de Cuba, el Gobierno cubano dijo que, a un año de la suspensión del envío de remesas a través de Fincimex, la medida de Estados Unidos para cortar el flujo financiero a los militares sigue afectando al pueblo de la Isla, pero rechazó buscar una alternativa a la empresa sancionada por Washington, a la que describió como el canal más "seguro, rápido y económico" para las familias de la Isla.

El diario oficial Granma negó que las remesas sean utilizadas para "beneficiar ilegítimamente al sector militar en el país" y dijo que hasta la fecha las autoridades estadounidenses "no han podido mostrar un solo argumento que avale esa falacia".

Desde su autorización en 1993, las remesas fueron controladas por la CORPORACION CIMEX S.A, a la que pertenece Fincimex, empresa del conglomerado militar GAESA desde 2006, presidida por el general Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, exyerno de Raúl Castro y hoy "asesor" principal de Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político del Partido Comunista y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Yamil Hernández González, gerente general de Fincimex, dijo al órgano del Partido Comunista de Cuba (PCC) que constantemente las personas se acercan a la entidad en busca de información sobre cómo recibir remesas desde Estados Unidos.

"Se reciben, incluso, llamadas de los remitentes en Estados Unidos. En medio de la crisis epidemiológica, que también tiene reflejos en la economía, miles de cubanos se han visto imposibilitados de contar con los servicios que, desde hace más de 20 años, recibían mediante Fincimex", se quejó.

Western Union

Dijo que "se denuncia el encarecimiento y el peligro de las vías informales que han proliferado". Al respecto, afirmó que "Fincimex alerta a todos sus clientes sobre los riesgos de estas vías, y usa, para ello, un levantamiento realizado por la entidad, de los principales mecanismos empleados por la informalidad".

Según el funcionario, a pesar de las trabas impuestas a Fincimex por lo que calificó de "política cruel del Gobierno estadounidense", dicha entidad ha continuado gestionando remesas a Cuba desde otros mercados.

Añadió que también ha continuado cumpliendo sus obligaciones con más de diez compañías que trabajan las remesas a la Isla y "ha perfeccionado y ampliado su integración con la banca comercial cubana —recientemente se integró BANDEC a la opción de remesas directas a cuentas bancarias—", señaló.

Culpó a las dificultades generadas por las medidas del Gobierno de Estados Unidos de que "a veces determinadas transferencias no llegan en los tiempos previstos".

Con la esperanza del Gobierno cubano de que la Administración Joe Biden eche atrás la cancelación de las remesas a través de Fincimex, Hernández dijo que "no se ha dejado de trabajar hacia lo interno en la adecuación de las plataformas".

"En ese sentido, se concluyó el desarrollo necesario para integrarnos con Western Union en la presentación de una nueva modalidad", apuntó.

"Si se levantaran las sanciones, Western Union podría vender remesas directas a cuentas bancarias en los bancos estatales Metropolitano, BPA y BANDEC y las remesas se acreditarían, al momento, en cuentas en moneda libremente convertible", añadió.

nsistió en que "cualquier análisis serio de la problemática aceptaría que el canal de remesas mediante la gestión de Fincimex es seguro, rápido y económico para las familias cubanas, ahora con la posibilidad de recibir remesas en cuentas bancarias en dólares, por lo que no tendrían tasas de cambio aplicadas".

"Todo lo enviado, después de pagar a Western Union el servicio, sería recibido en Cuba. Cualquier otro criterio sería un cuento de camino. Para el restablecimiento de las remesas por vías oficiales se requieren vínculos comerciales entre instituciones financieras de ambos países", concluyó.

tarjetas fincimex dolares

Desde 1993, la emigración juega un rol clave como fuente de recursos para las familias en Cuba debido a la crisis económica permanente de la Isla. El régimen ha aprovechado esa situación —creada por su propia incapacidad de reactivar la economía— para conseguir ingresos a través de las transacciones, la venta de productos básicos a altos precios en tiendas en divisas y, ahora, obligando a los cubanos a mentener sus divisas en el sistema bancario estatal.

El mercado dolarizado del país es manejado principalmente por CIMEX S.A., otra empresa de GAESA, a través de sus cadenas de tiendas, a las que los cubanos se ven obligados a acudir incluso para adquirir productos de primera necesidad.

Un reciente análisis del economista cubano Emilio Morales en DIARIO DE CUBA, bajo el título de "GAESA no maneja un negocio de remesas a Cuba, sino uno de lavado de capital", recordó que desde 1993 hasta la fecha 49.127 millones de dólares en efectivo, en concepto de remesas, han sido captados por la red de empresas estatales, hoy en manos del general López-Callejas.

A costa del dinero de los emigrados, señaló el experto, el conglomerado militar, que controla la economía cubana, ha construido hoteles y creado activos inmobiliarios.

La Administración Biden ha dicho que está estudiando la manera de permitir el envío de remesas de EEUU a Cuba sin que pasen por las manos de los militares. La Casa Blanca recibió el 30 de agosto las recomendaciones al respecto de un grupo de trabajo codirigido por el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro.

Mientras eso ocurre busca, además, aumentar el envío de ayuda humanitaria directa al pueblo de Cuba

Notas Relacionadas

Deja tu comentario