Fidel Castro 09 octubre 2017

El régimen acerca los restos de Carlos Manuel de Céspedes y Mariana Grajales a los de Fidel Castro

El Gobierno cubano decidió trasladar los nichos donde guarda los restos de Carlos Manuel de Céspedes y Mariana Grajales para acercarlos a la piedra donde se encuentran los de Fidel Castro, en el Cementerio de Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba.

Según recoge el periódico oficial Granma, la inhumación de los restos tendrá lugar el martes, a las 7:00 am, durante un acto político y ceremonia militar en ocasión del aniversario 149 del inicio de la Guerra de Independencia.

"Para que en lo adelante el pueblo cubano y visitantes extranjeros puedan rendirle tributo a ambos de forma más expedita, junto al que le brindan al Héroe Nacional José Martí y (…) a Fidel Castro, tanto el monumento funerario de Céspedes como la tumba de Mariana fueron trasladados cuidadosamente al área patrimonial central del cementerio".

El acto y ceremonia militar, en el que participarán más de 350 invitados de las provincias orientales y Camagüey, será transmitido en vivo por la televisión y la radio estatales.

Según la nota, a partir de las 9:00 am el espacio en el cementerio quedará abierto al público.

La tumba de Fidel Castro se ha convertido en uno de los sitios de peregrinación del régimen y su propaganda.

A principios de enero, las autoridades señalaron que unas 70.000 personas de Cuba y el mundo habían ido en un mes a visitar "la piedra de granito gris" en Santa Ifigenia, según datos oficiales. Semanas después, el Gobierno dijo que esperaba que los visitantes llegaran al millón antes del verano.

La tumba de Castro se ha vuelto además un sitio donde se coleccionan rarezas como la bufanda de un príncipe de Arabia Saudita, que pasó por el mausoleo a principios de enero y que había prometido no cortarse la barba hasta visitar la piedra que guarda las cenizas.

Aunque después de la muerte del dictador el Gobierno limitó por ley el uso de su nombre e imagen, la figura de Fidel Castro no ha dejado de utilizarse y ensalzarse.

Cuando vivía, Fidel Castro decía oponerse al culto a la personalidad, aunque permitió que los carteles con su imagen y sus frases inundaran la Isla. El culto y la lealtad al gobernante se convirtieron en uno de los principales sostenes ideológicos del régimen.

La semana pasada la Universidad de Oriente creó la primera cátedra en honor al gobernante. El Consejo Asesor lo integran figuras históricas del régimen como Asela de los Santos, José Ramón Fernández y Eusebio Leal, entre otros

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario