EEUU11 octubre 2019

Exembajadora en Ucrania dice que Trump presionó su salida

WASHINGTON (AP) — Desafiando la orden presidente Donald Trump, la exembajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie Yovanovitch, testificó el viernes ante investigadores de la Cámara de Representantes que el propio Trump había presionado al Departamento de Estado para destituirla y sacarla del país.

Yovanovitch dijo a los legisladores que investigan los tratos de Trump con Ucrania que hubo una "campaña concertada" contra ella que estuvo fundamentada en "afirmaciones infundadas y falsas de personas con motivos claramente cuestionables".

La diplomática fue retirada de Kiev mientras Rudy Giuliani, quien es el abogado personal de Trump y no tiene un papel oficial en el gobierno de Estados Unidos, presionaba a funcionarios ucranianos para que investigaran acusaciones de corrupción sin fundamento contra el demócrata Joe Biden y su hijo Hunter, quien estuvo involucrado con una compañía de gas ucraniana.

Yovanovitch testificó a puerta cerrada por más de nueve horas como parte de la investigación para juicio político que llevan a cabo los legisladores demócratas. Sus comentarios preparados fueron obtenidos por The Associated Press. Se fue sin responder preguntas.

Los legisladores que salieron de la reunión no dieron detalles de la comparecencia confidencial. Pero indicaron que Yovanovitch estaba proporcionando información que ayudaría con la investigación de juicio político.

"Fue convincente, fue impactante, fue poderoso y me siento agradecido por la oportunidad de haber recibido esa información", dijo el representante demócrata Denny Heck.

Yovanovitch "dio un ejemplo muy poderoso y valiente", dijo el representante demócrata Tom Malinowski.

La exembajadora dijo que fue despedida después de insistir en que las solicitudes de Giuliani a los funcionarios ucranianos para investigaciones se transmitieran a través de canales oficiales, según un exdiplomático que habló con ella. Ese exdiplomático habló bajo condición de anonimato para poder revelar la conversación privada.

Trump, en una llamada telefónica realizada el 25 de julio, le dijo al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy que Yovanovitch era "malas noticias", según una transcripción parcial publicada por la Casa Blanca. Ni Giuliani ni Trump han especificado públicamente sus objeciones hacia ella.

Yovanovitch dijo en su declaración el viernes que a principios de año le dijeron abruptamente que partiera de Ucrania "en el próximo avión". Dejó su cargo en mayo y luego le dijeron que el presidente había perdido la confianza en ella y que había estado presionando a los funcionarios del Departamento de Estado durante muchos meses para que la retiraran, declaró.

Los demócratas que lideran la investigación dijeron que el viernes por la mañana emitieron una orden de comparecencia para Yovanovitch después de enterarse el jueves por la noche que el Departamento de Estado le había ordenado que no se presentara. Trump ha prohibido a todos los empleados del gobierno que cooperen, y Yovanovitch sigue siendo empleada del Departamento de Estado.

Su testimonio pese a la oposición de Trump no será el último, ya que diversas comisiones del Congreso realizan comparecencias para investigar las gestiones del presidente para que se abrieran pesquisas en el extranjero que pudieran ayudar a su campaña de reelección de 2020. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que quiere que los comités se muevan "rápidamente" mientras deciden si realizan un voto formal para juicio político.

Para el lunes se espera que comparezca Fiona Hill, una exasesora de la Casa Blanca que se centró en Rusia, mientras que tres funcionarios actuales del Departamento de Estado están programados tentativamente para la próxima semana. Entre ellos está Gordon Sondland, a quien el gobierno le prohibió comparecer esta semana, pero cuyo abogado dijo que testificaría el próximo jueves.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario