Estados Unidos 20 enero 2021

El Legado de Trump en sus cuatro años como presiente 45 de los Estados Unidos

Este miércoles llegó a su fin el mandato del presidente Donald Trump, marcado por la polémica, por una diplomacia de Twitter y que muchos señalan como divisiva. 

Sin embargo, también fueron años de crecimiento económico y en los que el país no inició ninguna guerra y mantuvo mano firme contra las dictaduras de Cuba y Venezuela.

La presidencia de Donald Trump ya es historia. En sus cuatro años, sus críticos tendrán mucho para cuestionarle, pero sus seguidores, los más de 74 millones de norteamericanos que votaron por él, reconocerán su apuesta por poner a América primero.

Entre los logros que se señalan desde la Casa Blanca se encuentran:

  • Salida de EE.UU. del acuerdo climático de París.
  • Salida de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán.
  • La mayor simplificación y reducción en los impuestos desde la era de Ronald Reagan.

Además, como prometió durante su campaña electoral del 2016, eliminó numerosas regulaciones, con lo cual se beneficiaron los negocios y pequeñas empresas del país.

El Legado de Trump en sus cuatro años como presiente 45 de los Estados Unidos

Si bien lo anterior puede ser revertido con órdenes ejecutivas y leyes, teniendo en cuenta que la cámara de representantes, el Senado y la Casa Blanca están en manos de demócratas, más difícil lo tendrán con el legado de tres jueces conservadores en la Corte Suprema de Justicia, además de 54 magistrados de apelaciones en cortes federales y 230 jueces federales.

A nivel internacional, la política de Trump estuvo enmarcada primero con el apoyo a Israel y el abrir la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, un movimiento de reconocimiento al más importante aliado de Washington en el Medio Oriente.

Al mismo tiempo, con la mediación norteamericana, Israel firmó acuerdos históricos de paz con países árabes musulmanes, como Emiratos Arabes Unidos, el reino de Bahrein y Sudán, además de negociar acuerdos de normalización con otras naciones.

Entre los hitos de Trump estuvo ser el primer presidente en reunirse con el dictador de Corea del Norte y visitar la zona desmilitarizada en el paralelo 38, además de mantener una campaña de máxima presión y de sanciones contra Pyongyang, mientras se negociaba la liberación de norteamericanos y el retorno a la nación de los restos de héroes americanos.

En materia interna, la Casa Blanca apunta como logro de Trump el reforzar la protección en la frontera, con el incremento de efectivos y la construcción de decenas de millas del muro.

Durante los últimos cuatro años, los regímenes dictatoriales de Cuba y Venezuela tuvieron en el presidente Trump un enemigo.

En relación con el castrismo, revirtió lo que llamó la desastrosa política de la administración Obama y aseguró que no se iban a levantar las sanciones hasta tanto no se liberaran a todos los presos políticos en la isla, además de que hubieran elecciones libres.

Sancionó de manera más fuerte al régimen cubano y sus más altas figuras, así como reinstauró a la isla en el listado de países que patrocinan el terrorismo y atacó directamente el sistema de financiamiento mediante el cual, los dólares norteamericanos iban a parar a manos de los militares castristas.

Trump se convirtió también en el primer líder en reconocer al presidente interino de Venezuela Juan Guaidó y lidero la coalición internacional contra el dictador Nicolás Maduro, a quien se le presentaron cargos, además de bloquear todas las propiedades del régimen de Caracas en territorio norteamericano.

Al frente del ejército, Trump se encargó de reconstruir y renovar la fuerza militar de los Estados Unidos, además de reformar el Departamento de Veteranos para una mejor atención a quienes sirvieron en las tropas.

Su administración estuvo marcada por un apoyo a la ley y el orden y a los policías a lo largo de la nación.

También entre sus hitos está una reforma del sistema de justicia criminal y más apoyo a la libertad religiosa y a la protección de la vida.

En materia económica, antes de la llegada del coronavirus, la clase media americana tuvo un incremento de seis mil dólares de ingresos como promedio anual, además de lograr una tasa de desempleo de 3.5 por ciento, la más baja en medio siglo.

Durante 40 meses, el país vivió un momento único, más puesto de trabajo disponibles, que personas buscando empleo.

Entre hispanos y afroamericanos, el desempleo rozó sus niveles más bajos y más de siete millones de personas dejaron de estar en programas de alimentos federales.

Durante cuatro años se crearon más de 1.2 millones de empleos en fábricas y en áreas de la construcción, además, la bolsa marcó cifras records: en 2017 por primera vez llegó a 20 mil puntos y en 2020 superó los 30 mil.

Todo esto quedará ensombrecido por el discurso de Trump, sus ataques a la prensa, a la inmigración, a las instituciones y su desafiante tono.

También pasará a la historia como el primer presidente a quien la cámara de representantes decidió juzgar políticamente en dos ocasiones y como el mandatario que abandona el poder con un índice de aceptación que no supera el 35 por ciento y sin nunca haber llegado al 50.

También sobre el pesarán las muertes de más de 400 mil norteamericanos por el coronavirus y la manera en la cual el país retrocedió a causa de la pandemia.

Fuente: Daniel Benítez / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario