Estados Unidos 05 agosto 2020

Cubano en Kentucky denuncia amenazas de Black Lives Matter contra su negocio

Fernando Martínez, que asegura que vino a Estados Unidos a trabajar y huyendo del socialismo, rechazó acusaciones de intolerancia y racismo

MIAMI, Estados Unidos.- El cubano Fernando Martínez, dueño del restaurante La Bodeguita de Mima, en Louisville, estado de Kentucky, fue uno de los socios del Olé Restaurant Group que denunció amenazas de manifestantes de Black Lives Matter contra su negocio.

De acuerdo a una nota del diario local Louisville Courier-Journal, la comunidad cubana de Louisville se unió el pasado domingo para apoyar a Martínez, que aseguró haber recibido una misiva de los manifestantes en la que demandan mayor diversidad en el área, y además le exigieron que pusiera la carta en la puerta de su establecimiento para que “su negocio no se j…”.

En un video publicado por Martínez en su cuenta de la red social de Facebook — según Louisville Courier-Journal— el inmigrante cubano, que llegó a Estados Unidos en una balsa con solo 18 años, afirmó que las demandas de la carta son comparables a “tácticas de la mafia” utilizadas para intimidar a los dueños de negocios en el área.

https://twitter.com/_DavidJKim/status/1290014380587794432

“Si usted y yo podemos sentarnos como seres humanos que somos, sin gritarnos el uno al otro, sin ofendernos, podemos llegar a un acuerdo”, dijo a varios manifestantes que lo cuestionaron el domingo. “¿Cómo la destrucción de nuestro negocio traerá justicia?”.

Martínez agregó que no está en contra del movimiento BLM, que esta “ssta no es una pela racial”, y que “necesitamos unirnos como comunidad. No somos enemigos de la comunidad negra. Somos todos personas y venimos en todos los colores”.

https://twitter.com/CJ_Upshot/status/1290057083748888577

“La Bodeguita está abierta a todos. Si eres gay, este es tu hogar. Si eres negro, este es tu hogar. Si eres blanco, este es tu hogar. Si eres humano, este es tu hogar. Somos soñadores, somos personas que amamos la libertad y amamos a este país”, dijo

El cubano, que asegura que vino a Estados Unidos a trabajar y huyendo del socialismo, rechazó acusaciones de intolerancia y racismo. “¿Cómo puedo ser llamado intolerante y racista cuando mi familia es negra, cuando mi hijo es gay? (…) Soy el orgulloso padre de un hijo gay y voy a luchar por él contra cualquiera”.

Fuente: cubanet.org

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario