Entretenimiento 20 octubre 2020

Entrevista AP: Manzanero aún tiene mucha música para dar

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Armando Manzanero todavía tiene canciones para dar. A sus 84 años, el maestro mexicano de la música romántica conocido por clásicos como “Somos novios” y “Contigo aprendí”, no se despega de su piano.

Al contestar el teléfono para una entrevista con The Associated Press con motivo del Premio a la Trayectoria Artística, que recibirá el miércoles en los Premios Billboard de la Música Latina, estaba en plena grabación.

“Todo lo que digo y compongo, o que yo siento, lo grabo, para que el día de mañana no quede perdido”, dice. “Lo único que tengo que esperar, si Dios todavía me da tiempo para esperar, es algún intérprete que me grabe un par de canciones en este tiempo”.

“Hasta hace tres o cuatro años tenía yo ese ímpetu de perseguir a los intérpretes a como diera lugar”, continúa. “Pero como que los años también me han enseñado que no es correcto, no es justo. Soy un señor que ha trabajado mucho, que ha luchado palma a palma. Empecé de abajo para arriba, no de arriba para abajo”.

Manzanero ha compuesto cerca de 400 canciones entre las que también se destacan “Adoro”, “Voy a apagar la luz” y “Esta tarde vi llover”. Raphael, Tony Bennett, Diego “El Cigala” y Elis Regina son algunos de los artistas que lo han interpretado.

En 2014 se convirtió en el primer mexicano en recibir un Grammy especial a la trayectoria, y en 2001 ganó el Latin Grammy al mejor dúo o grupo pop vocal por su álbum “Duetos”. En 2010 recibió el Premio a la Excelencia Musical de la Academia Latina de la Grabación.

En la entrevista con AP, el artista repasó algunos momentos en los que tuvo que luchar por su música, las grandes estrellas a las que produjo y algunos aspectos íntimos de su vida familiar. Las respuestas fueron editadas para mayor claridad y brevedad.

AP: Recibe el Premio Billboard a la Trayectoria Artística. ¿Qué representa este reconocimiento para usted?

Manzanero: Es un premio a todo el tiempo que he estado luchando y peleando, luchando y lográndolo a como dé lugar en este negocio tan bello y tan difícil que es la música.

AP: ¿Qué es lo que más le enorgullece de su carrera?

Manzanero: De lo más orgulloso que estoy es que todavía, cuando salgo a trabajar, tengo que cantar “Adoro”, tengo que cantar “Somos novios”, tengo que cantar “Por debajo de la mesa”. Y resulta que cuando sale un muchacho nuevo... cuando veo que gente joven me graba y que un señor como Sebastián Yatra quiere trabajar conmigo, yo me siento muy satisfecho. La canción que hice hace 50 o 60 años todavía sigue viva. Hasta las flores duran menos.

AP: No sólo se ha destacado como compositor. Como productor ha trabajado con artistas como Luis Miguel y Angélica María. ¿Qué es lo que más le gusta de esa faceta?

Manzanero: Cuando se habla de Angélica María se está hablando de un personaje eterno. ¿Quién se iba a imaginar que un señor desconocido, completamente pianista, compositor, promotor de 23 años va a buscar a una señora como Angélica María, que era una niña y que le hace caso y que me toma en cuenta y graba “Eddy Eddy” y “Paso a pasito”? Mi amistad con ella es eterna, de un gran agradecimiento y de un gran recuerdo de mis comienzos tan bellos.

Con Luis Miguel se va a decir que cierro esa parte de productor. Los (discos de bolero) “Romances” que hizo es de los trabajos que mejor sabor me dejaron, que mejor beneficio, porque uno también tiene que hablar de beneficio, como compositor, para poder manejar un talento de ese tamaño. Me siento muy orgulloso de haber hecho todo eso.

AP: La canción “It’s Impossible”, la versión en inglés de “Somos novios” interpretada por Perry Como, le dio fama internacional, pero es también una canción por la que tuvo que pasar por un proceso legal para comprobar su autoría.

Manzanero: Mi padre me enseñó que cuando uno tiene la razón uno tiene que pelear hasta la muerte. A mí me toca ese proceso tan desagradable. La canción dice “somos novios”, cuatro sílabas. Cuando le ponen la letra “It’s Impossible” se hacen cinco y esta pinche última sílaba hizo que fuera igualita al principio de una canción francesa.

Uno se pone a pensar que definitivamente con siete notas musicales no se puede ser tan original cuando todo lo que nosotros escribimos ya está escrito por gente como Mozart, Tchaikovsky, Beethoven, Chopin. Si uno podría un día ponerse a pensar a qué se parece mi música, se parece a Chopin, se parece a Mozart, Tchaikovsky, a Beethoven. ¿Por qué? Porque es la música que yo escuché, con la que yo me crié. Pero bajo ninguna circunstancia ni me quise robar una canción, ni quise que mi canción se pareciera a nadie y menos a una canción francesa. Eso me enseñó que en esta vida todos los grandes éxitos y las grandes fortunas, cuando se habla de dinero, siempre tienen problemas. Lo peleé hasta el último día y el que cobra “It’s Impossible” soy yo.

AP: Cuando le dieron el Premio a la Trayectoria en los Grammy afirmó que estaba muy orgulloso de sus raíces mayas.

Manzanero: A medida que va pasando el tiempo y van descubriendo más cosas, más orgulloso me siento (de ser maya). Que el blanco no ha venido a enseñar nada, que ya todos mis antepasados lo habían hecho.

AP: La canción romántica en México es enorme. ¿Cómo se siente como abanderado de este género musical que tiene un impacto mundial?

Manzanero: Llevo la bandera de la mejor música del mundo, la música más bella del mundo, y no soy yo el que la compuso. Empezó a componerla un señor como Juventino Rosas con su vals “Sobre las olas”, como Lorenzo Barcelata con su canción “María Elena”, como la señora Consuelo Velázquez (con) la canción más cantada del mundo, “Bésame mucho”. Yo abandero toda esa gran música que los mexicanos tenemos.

AP: Son más de 400 canciones las que ha compuesto. ¿Hay algunas particularmente especiales para usted?

Manzanero: “Contigo aprendí” es una canción que viene siendo el parteaguas de una época para otra, de la época de los muchachos como Angélica María, como Alberto Vázquez, Manolo Muñoz, Enrique Guzmán, toda esa gente grande de ese tiempo, y empieza mi tiempo con otro tipo de intérpretes. Carlos Lico con su “No”, los Hermanos Castro con “Contigo aprendí”, y así me voy acomodando en las generaciones.

AP: También tuvo su labor como difusor de la música a través de su programa de radio, con invitados como el señor Carlos Monsiváis.

Manzanero: Creo que fueron como 25 años que duró ese programa... A veces tenía que dejar cosas importantes, muy importantes, para poder tener ese espacio. Me siento orgulloso de haberlo hecho porque ahí se podía hablar de todo.

Carlos viene siendo como mi apoyo, mi acento para decir “lo que hago es bueno”. Cuando me entero que canta y canta conmigo, hicimos en un programa “Contigo aprendí”. Yo me siento el hombre más feliz del mundo. Era hasta cierto grado tímido.

AP: Usted es muy reservado en lo personal, pero haciendo una recapitulación tuvo siete hijos y se casó cinco veces.

Manzanero: Tengo el gran orgullo que, perteneciendo a diferentes ediciones, vi por ellos (mis hijos), hice lo mejor que pude por cada uno de ellos y me llevo con todos ellos, los amo a cada uno como si hubieran estado en la misma mamá bajo el mismo techo. Me hubiera gustado tener un solo casamiento. Ayer estaba yo platicando eso con mi señora, Laura Villa Figueroa. En realidad yo me casaba porque quería estar en lo correcto, quería estar en lo bien, y cada vez que lo hice pensé que iba a ser la mejor opción y que por fin me iba a ir bien. Si no lo pude lograr lo lamento con toda mi alma, es uno de los puntos quizá no muy ilustres que puedo tener yo en la historia.

AP: Bueno, en sus fotos de los años 60 se veía muy guapo con su ropa y su corte de pelo.

Manzanero: ¡No! ¿Cómo puede ser galán un pinche tipo que tiene 1,54 (metros) de estatura? En donde yo gané y me chingué a todos los de 1,80 y muy guapos era al piano.

___

Nota del editor: Contiene lenguaje que puede resultar ofensivo para algunos lectores.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario