Deportes 23 septiembre 2021

Eli Manning no lamenta el retiro, de cara a homenajes

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — En enero de 2020, cuando Eli Manning se marchó de los Giants de Nueva York, no tenía en realidad plan alguno para su vida, luego de una trayectoria de 16 años, en la que fue nombrado dos veces el Jugador Más Valioso del Super Bowl.

Como quarterback, se había preparado para cualquier contingencia en el terreno. El retiro le parecía algo extraño, si bien llegó como un alivio.

No recibiría más golpes. No se levantaría ya los lunes con dolor en todo el cuerpo. No pasaría más fines de semana lejos de su familia.

El jueves, Manning ofreció una conferencia de prensa para hablar de su carrera, en momentos en que los Giants se preparan para retirar su jersey con el número 10 y para añadir su nombre en el Círculo de Honor del MetLife Stadium.

Ambos honores se rendirán el domingo, en el intermedio de un partido ante Atlanta.

Durante su encuentro virtual con la prensa, Manning se mostró relajado, sonrió mucho y fue franco en sus respuestas.

Negó lamentar el retiro o tener deseo alguno de volver. Dejó claro que tres temporadas seguidas con foja negativa incidieron mucho en su decisión de marcharse.

“¿Saben? Las derrotas simplemente duelen más”, dijo Manning, de 40 años. “Afectan tu forma de dormir. Te afectan en toda la semana. Afectan la vida familiar con tu mujer y tus hijos. Y simplemente yo estaba sufriendo demasiadas”.

Cuando Manning tomó la decisión del retiro no tenía planes. Todo lo que quería hacer era reflexionar sobre los momentos buenos y felices, las amistades que había cultivado y los grandes triunfos que había celebrado.

“Quería tomarme un tiempo”, recordó. “El fútbol (americano) roba mucho de tu tiempo durante una temporada y en el receso previa a ésta, son muchas noches. Así que quería tomarme un año de descanso y simplemente estar con la familia. Quería ver si había algo más que me interesara, y simplemente di un paso de costado”.

La pandemia ayudó a que Manning estuviera algo solitario, algo que agradeció. Después de 12 meses, se percató de que seguía amando este deporte pero no quería jugarlo más.

Le gustaba prepararse para los partidos, mirarlos, analizar videos y hablar sobre fútbol americano. Admite que no sabe el nombre de todos los jugadores actuales, pero le gusta repetir algunas jugadas y explicárselas al público.

“No sé cómo leer una hoja de cálculo”, comentó. “No sé todo lo que pasa en el mundo, pero conozco el fútbol americano y disfruto hablar de él”.

Ello derivó en una entretenida aparición como comentarista con su hermano Peyton en el partido del lunes por la noche.

Algo que siguió haciendo fue aparecer en comerciales de automóviles, salchichas y carne asada. En algunos aparece con su familia, algo que disfruta.

“Pienso que esto siempre te permite no tomarte tan en serio y mostrar tu personalidad. Así lo hacía cuando era un jugador”, dijo acerca de los comerciales. “Creo que ahora es otra forma de seguir mostrando el lado amable de las cosas”.

Otro empleo que Manning aceptó este año lo incorporó a la gerencia de los Giants. Se enfoca principalmente en “marketing” y desarrollo de negocios. Está involucrado en iniciativas comunitarias, creación de contenido y relación con los consumidores.

Hubo muchos días en los que habló con visitantes distinguidos en los entrenamientos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario