Deportes 04 agosto 2022

El Newcastle saudí inicia su ascenso a la cima

Kylian Mbappé aún no llega. Tampoco hay señales de que Lionel Messi será parte del “Army Toon”. Mientras tanto, Erling Haaland jugará en otro club de la Liga Premier.

Resulta que es demasiado prematuro para que Newcastle, el club que de repente tiene los dueños más ricos del fútbol, ​​sea considerado el nuevo destino de las grandes luminarias.

De hecho, dado su bajo perfil en el mercado de transferencias este verano, Newcastle no muestra señales obvias — al menos para el espectador promedio — de ser uno de los últimos pasatiempos deportivos del fondo soberano de Arabia Saudí.

Sin embargo, si se mira más de cerca hay señales.

Como la elección de los colores de la tercera camiseta del equipo que fue presentado recientemente. Con un escudo verde, una insignia y un adorno en una camiseta blanca, tiene un parecido sorprendente con la camiseta de la selección nacional de Arabia Saudí.

O la presencia de un nuevo patrocinador en la manga de las camisetas que se utilizarán para la próxima temporada. Se trata de noon.com, descrito como “el principal destino de compras en línea de Medio Oriente”.

Puede que sea más lento de lo previsto, pero el cambio está ocurriendo en Newcastle, casi un año desde que el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí completó una compra de 300 millones de libras (en ese entonces 409 millones de dólares) del club del noreste de Inglaterra después de ofrecer garantías a la Liga Premier de que el príncipe saudí Mohammed bin Salman, y a su vez, el Estado, no tendrían poder de decisión en el equipo.

Fue una de las adquisiciones que más demoró y generó polémica en la historia del fútbol inglés, lo que inmediatamente generó preocupaciones sobre el “sportswashing” — el uso de los deportes para pulir la imagen de Arabia Saudí y minimizar las preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en el reino.

El cuestionamiento inicial a la directiva del club, incluyendo al técnico Eddie Howe, inevitablemente dieron paso al fútbol en sí y la lucha por salvarse del descanso — estaban en el penúltimo lugar en el momento de la compra.

Newcastle finalmente se salvó del descenso tras la astuta adquisición de varios jugadores en la ventana de transferencia de enero. Si bien dos de ellos tenían cartel en Inglaterra, como el lateral derecho Kieran Tripper y el mediocampista brasileño Bruno Guimaraes, los otros — los defensores Dan Burn y Matt Targett (cedidos), y el delantero Chris Wood — difícilmente podrían llamarse fichajes de impacto.

Sus tres fichajes más destacados del mercado de verano tampoco son rutilantes, aunque el zaguero neerlandés Sven Botman llega procedente de Lille francés con excelentes credenciales, y el arquero Nick Pope — tras desvincularse del descendido Burnley — forma parte de la selección de Inglaterra. El otro fue Targett, ahora con un acuerdo permanente.

Los que toman decisiones en los despachos de Newcastle no tienen la intención de ofrecer cuantiosas cifras de dinero a los mejores jugadores del mundo. Primero está el impedimento del fair play financiero de la Premier. Y segundo, Newcastle aún no asegurado la suficiente cantidad de patrocinios que respalden un gasto mayor.

Pero llegarán. Y si el Manchester City, en manos de Abu Dabi, y el Paris Saint-Gemain, controlado por Qatar, se salen con cualquier cosa, los patrocinados vendrán seguramente de la misma Arabia Saudí, aunque se cuestione si tiene el valor justo de mercado.

Lo previsible es que Newcastle remará en la parte alta de la tabla esta temporada, la cual pondrán en marcha el sábado frente al recién ascendido Nottingham Forest, y de repente pujar por una plaza europea.

“No me intimida, pero es un desafío para nosotros — cómo adaptarnos a la presión", dijo Howe durante la pretemporada. “No le tenemos miedo. Es algo que debes afrontar. Pero creo que las expectativas son más altas”.

Clasificarse a la Liga de Campeones tendría que esperar unos cuantos, pero también luce inevitable, Para entonces los grandes cracks se animarán para jugar en el St. James’ Park y toda la dinámica del “sportswashing” quedará a la vista.

Fuente: Associated Press

Notas Relacionadas

Deja tu comentario