El Happy Hour 21 diciembre 2014

Caritas felices, corazones contentos

La Ciudad de Miami representada por su alcalde, el Sr, Tomas Regalado y Carlucho, el presentador del programa Happy Hour de América TeVe, repartieron juguetes

Esta es una de esas mañanas en las que agradecemos a la vida, a Dios y a nuestra labor, la oportunidad de llevar felicidad a nuestros semejantes. Como una iniciativa del Centro Hispano Católico Child Care Center, de la Arquidiósesis de Miami y sus fundadoras las Sras. Esperanza y Eva McCormack, el Miami Houtboard,

La Ciudad de Miami representada por su alcalde, el Sr, Tomas Regalado y Carlucho, el presentador del programa Happy Hour de América TeVe, repartieron juguetes a un amplio grupo de niños de escasos recursos, en las zonas de menores ingresos de la ciudad.

Contemplar sus pequeños rostros llenos de ilusión, con sus sonrisas cargadas de esperanza y agradecimiento, renuevan sin dudas la fuerza de nuestros corazones.
Quizá, en sus mentes paseaba la fatal frase de sus padres: ¡Este año, es posible que Santa no venga...! Y no porque se portaron mal o porque no hicieron bien sus deberes, sino porque las familias deben priorizar sus magros recursos en su alimentación. Un hecho que corroboró lo que decimos, es que muchos de ellos dejaron cartitas en el árbol de navidad en las que le solicitaban a Santa "Comida para mi familia", no pedían juguetes, ni nada que satisficiera su infantil egoísmo. Esto es un indicativo de que la crisis les ha tocado de cerca y saben que existe. En tiempos de bonanza, dar es fácil, pero en tiempos de crisis dar engrandece, edifica y reconforta mucho más.

Estas son las cosas que nos consolidan como equipo. En el Happy Hour no solo somos un grupo de artistas y creativos que tienen la misión de entretener y divertir una hora diaria a su público, sino que implicándonos en labores sociales y altruistas como ésta y como muchas otras que hemos realizado en la comunidad, nos acercamos al público de una manera real, podemos sentirlos mucho más y sincronizar sus corazones con los nuestros. Corazones que cada día van a casa con el placer de que hoy dimos un poco más de lo que se ve en esa pequeña caja luminosa llamada televisión.

Hoy repartimos ternura y esperanza. Misma ternura y esperanza que se queda en nuestra piel como una marca indeleble. La marca de esas caritas felices, que nos pone contentos el corazón. Gracias una vez más por la oportunidad y la satisfacción de dar y compartir.

Fuente: americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario