EEUU 11 enero 2022

EEUU y la UE imponen más sanciones a Daniel Ortega

Los anuncios se hicieron durante la toma de posesión este 10 de enero

Sólo bastó el que fuese el día de la toma de posesión de Daniel Ortega para un cuarto período presidencial para que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) incrementaran la presión diplomática y económica sobre el régimen de Nicaragua.

El círculo íntimo de Ortega también sufrió sanciones, entre ellos, dos de sus hijos, Camila Ortega Murillo y Laureano Ortega Murillo que trabajan como asesores presidenciales y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. La UE los ha sancionado por “graves violaciones de derechos humanos, incluida la represión de la sociedad civil, el apoyo a elecciones presidenciales y parlamentarias fraudulentas y por socavar la democracia y el Estado de derecho”.

Por otro lado, en Washington, el Departamento del Tesoro estadounidense informó de sanciones contra seis altos cargos del régimen, entre ellos la ministra de Defensa, Rosa Adelina Barahona. Adicionalmente, el Departamento de Estado, impuso restricciones de visado a 116 personas vinculadas al Gobierno nicaragüense, entre las que figuran alcaldes, fiscales, funcionarios de seguridad y académicos universitarios, a quienes no nombra.

Según EEUU, las 116 personas sancionadas son “cómplices de socavar la democracia en Nicaragua”, así lo aseguró el Secretario de Estado, Antony Blinken, en un comunicado.

Estas sanciones que se vienen produciendo desde las elecciones de noviembre son consecuencia de que “el régimen de Ortega-Murillo continúa sometiendo a la democracia mediante elecciones falsas, silenciando a la oposición pacífica y deteniendo a cientos de personas como presos políticos”, así lo dijo Brian Nelson, subsecretario para terrorismo e inteligencia financiera.

Otros sancionados fueron los generales Jesús Pulido Ortiz y Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz, por haber “reprimido a la oposición política y las manifestaciones públicas, con un resultado de más de 300 muertos, 2.000 heridos y el encarcelamiento de cientos de figuras políticas y de la sociedad civil”, afirma tajante el comunicado.

“El Ejército de Nicaragua no solo se negó a ordenar el desarme y desmantelamiento de las fuerzas paramilitares o ‘parapoliciales’ durante y después de las revueltas políticas, sino que los militares también proporcionaron armas a los ‘parapoliciales’ que cometieron actos de violencia contra los nicaragüenses”, acota.

Adicionalmente, el Tesoro sanciona a funcionarios de telecomunicaciones por dirigir granjas de trolles, eliminada por Meta, “para influir en la opinión pública a favor del régimen y difundir información negativa sobre la oposición”.

El panorama político del país centroamericano viene complicándose internacionalmente cuando el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, catalogó las elecciones de Nicaragua como una “farsa” porque “no fueron libres ni justas, y sin duda no democráticas”.

Después de los comicios, Estados Unidos impuso restricciones de visado a Ortega y Murillo, mientras que la Unión Europea hizo lo propio con Murillo y uno de los hijos de Ortega.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario