EEUU 19 mayo 2022

EE.UU. niega visas a 23 "activistas civiles" del régimen cubano

Estados Unidos le negó las visas a 23 cubanos que el régimen enviaría a la Cumbre de los Pueblos por la Democracia, un evento paralelo a la Cumbre de las Américas, que se realizará en Los Angeles el mes de junio

Los enviados del régimen se presentan como parte de la sociedad civil, miembros de las llamadas organizaciones e masa, como los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), entre otras, así como artistas y deportistas.

En citas anteriores, como en Panamá 2015 y Lima 2018, los enviados castristas se dedicaron a sabotear en el evento paralelo la participación de disidentes y opositores cubanos, que denunciarían las violaciones de los derechos humanos y libertades fundamentales en la isla.

La turba castrista llegó incluso al enfrentamiento físico con los exiliados que llegaron al foro a denunciar a la dictadura.

Sin embargo, la periodista oficialista del periódico Juventud Rebelde, Juana Carrasco, los pone como enviados de paz y armonía, para contrarrestar lo que llamó “los designios del imperio”.

Según Carrasco, entre las 23 personas a las que Washington “cierra las puertas para que no se escuche la voz del pueblo cubano”, están la doctora Tania Crombet, miembro de la Academia Mundial de Ciencias, quien supuestamente contribuyó al desarrollo de varias vacunas, así como el luchador Reineris Salas, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Caramba, qué coincidencia. Siempre tiene que ir un luchador. En Panamá sobresalía por encima de toda la turba el multicampeón olímpico Mijaín López, presto a repartir golpes a sus compatriotas exiliados.

También siempre debe ir algún médico. En ocasiones anteriores fue el doctor Pedro Véliz, en realidad, un agente de la Seguridad del Estado que estuvo infiltrado en la oposición y fue uno de los responsables de los encarcelamientos y condenas de la Primavera Negra del 2003.

Y ni hablar de Sucely Morfa, “la psicóloga millonaria”, quien absolutamente fuera de sus cabales, aseguraba a un periodista de Miami que nadie le pagó su pasaje a Panamá, pues su salario se lo permitía.

Semejante defensa a ultranza de la dictadura le valió una promoción a Primera Secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas y ahora se desempeña como máxima jefa del Partido Comunista en la provincia de Matanzas.

Siempre, la supuesta sociedad civil cubana, protagoniza grotescos actos violentos, en los que sus participantes repiten como una letanía consignas como “Yo soy Fidel”.

Mientras, el régimen bloquea la salida del país a opositores y periodistas independientes, la verdadera sociedad civil cubana, para que no viajen con sus denuncias a esos eventos.

Fuente: Redacción de www.americateve.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario