Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a americateve. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Boeing

Boeing lanza astronautas al espacio por primera vez tras años de retrasos

CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — Boeing lanzó el miércoles por primera vez astronautas al espacio, sumándose a SpaceX como el segundo servicio de transporte para la NASA.

Dos pilotos de prueba de la NASA despegaron en la cápsula Starliner de Boeing rumbo a la Estación Espacial Internacional, los primeros en usar esa nueva aeronave.

Se espera que el viaje emprendido por Butch Willmore y Suni Williams tome 25 horas y concluya el jueves. Los astronautas pasarán poco más de una semana en el laboratorio en órbita antes de volver al Starliner para aterrizar el 14 de junio en un remoto lugar del desierto, en el oeste de Estados Unidos.

“¡Vámonos!”, dijo Wilmore pocos minutos después del despegue.

Media hora después, él y Williams se encontraban en órbita de manera segura y rumbo a la Estación Espacial. Mientras, en Cabo Cañaveral, los aliviados controladores de vuelo se pusieron de pie y aplaudieron. Después de todas las dificultades que condujeron al lanzamiento del miércoles, entre ellas dos cuentas regresivas suspendidas, todo salió bien antes y durante el despegue, provocando las felicitaciones de Elon Musk de SpaceX, y otros.

“Hoy, todo se alineó”, dijo el gerente de programa, Mark Nappi.

Con un retraso de varios años debido a fallas en el vehículo espacial, el debut de la tripulación del Starliner se produce mientras la empresa enfrenta problemas de seguridad no relacionados en su división de aviones.

Wilmore y Williams, capitanes jubilados de la Armada y antiguos residentes de la estación espacial, hicieron énfasis repetidamente, antes del lanzamiento, en que confiaban plenamente en la capacidad de Boeing de hacer las cosas bien en este vuelo de prueba. Paralizado por fallas en el software, el vuelo de prueba inicial no tripulado del Starliner en 2019 tuvo que repetirse antes de que la NASA permitiera el abordaje de sus astronautas. El nuevo intento en 2022 salió mucho mejor, pero después surgieron problemas con los paracaídas y se tuvo que retirar cinta inflamable de la cápsula.

El lanzamiento del miércoles fue el tercer intento con astronautas desde principios de mayo, y se produce después de un par de problemas relacionados con los cohetes, el más reciente ocurrido el fin de semana pasado. Una pequeña fuga de helio en el sistema de propulsión del vehículo también provocó retrasos, pero los directores decidieron que la fuga era manejable y no constituía un problema de seguridad.

“Sé que hemos recorrido un largo camino para estar aquí”, señaló Steve Stich, gerente del programa de tripulación comercial de la NASA antes del retraso del fin de semana.

Boeing fue contratado, junto con SpaceX, hace una década para transportar astronautas de la NASA hacia la estación espacial y de regreso. La agencia espacial quería tener dos empresas competidoras para realizar el trabajo después del retiro del transbordador espacial, pagando 4.200 millones de dólares a Boeing y poco más de la mitad de esa cantidad a SpaceX, que reformó la cápsula que utilizaba para enviar suministros a la estación.

SpaceX puso astronautas en órbita en 2020, convirtiéndose en la primera empresa privada en lograr lo que únicamente tres países — Rusia, Estados Unidos y China— han conseguido. Ha llevado a nueve tripulaciones a la estación espacial para la NASA y a tres grupos privados para una empresa de Houston que alquila vuelos.

El despegue desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral fue el 100º vuelo de un Atlas V del fabricante de cohetes United Launch Alliance. Fue el primer viaje con astronautas en un cohete Atlas desde la era de Mercury de John Glenn, hace 60 años; generalmente, el cohete pone en órbita satélites y lanza otros vehículos espaciales.

A pesar del récord perfecto del Atlas V, la presencia humana aumentó la tensión para las decenas de empleados de la NASA y de Boeing que se reunieron en Cabo Cañaveral y en el área de control de misiones en Houston.

El Starliner de Boeing y el Dragon de SpaceX están diseñados para ser totalmente autónomos y reutilizables. Ocasionalmente, Wilmore y Williams tomarán el control manual del Starliner en su camino a la estación espacial para verificar sus sistemas. El único inconveniente al inicio del lanzamiento tuvo que ver con el sistema de enfriamiento de la cápsula. Se utilizó más agua de la esperada antes de que los radiadores funcionaran en órbita. El depósito se llenará de nuevo antes del viaje de regreso.

Si la misión va según lo esperado, la NASA alternará entre SpaceX y Boeing para fletar vuelos a partir del año próximo. El piloto suplente de este vuelo de prueba, Mike Fincke, abordará el Starliner en su próximo viaje.

“Es emocionante. Nos preparamos para este momento durante años y años, y finalmente ocurrió”, dojo Fincke desde el vecino Centro Espacial Kennedy. “Me siento como si todo el planeta los aclamara”.

____

El Departamento de Salud y Ciencia de The Associated Press recibe apoyo del Grupo de Medios de Ciencia y Educación del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de todo el contenido.

FUENTE: Associated Press

Deja tu comentario

Destacados del día

Mercado cambiario se tambalean en Cuba: Los precios suben a mayor velocidad de la que bajaron
ARCHIVO - Patrick Coffin, residente en Oregón, llena el tanque de su coche en una gasolinera de Portland, Oregón, el 4 de agosto de 2023. (AP Fo/Claire Rush, Archivo)
Entra en vigor nueva Ley de Comunicación Social en Cuba que censura a la prensa Independiente y permitirá por primera vez desde 1959 el uso de publicidad comercial en la radio y la televisión

Destacadas de América Latina

La literatura catamarqueña ¿goza de buena salud? 4

Chaku: Tradición ancestral que protege a las vicuñas

Comisarios y subalternos, a juicio por millonario hurto

¿Querés estar informada/o las 24hs?

Suscribite a nuestro Newsletter