Doral 30 abril 2019

Descubren más de 5,000 imágenes de pornografía infantil a ex-profesor en Miami

Un hombre de Miami fue condenado a seis años y medio de prisión por mantener dos unidades de almacenamiento separadas que contenían más de 5,000 imágenes de pornografía infantil, Según anunció Ariana Fajardo Orshan, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida, y George L. Piro, Agente Especial a Cargo, Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Oficina de Campo de Miami.

Adolfo Zayas-Bazan Albaisa, de 56 años, fue sentenciado el 29 de abril de 2019 por el juez de distrito Federico A. Moreno a cumplir 78 meses en prisión.

El juez Moreno también le ordenó a Albaisa que cumpliera 20 años de libertad supervisada después de su sentencia de prisión. El acusado se declaró culpable en febrero de 2019 de un cargo de posesión de pornografía infantil.

Albaisa, quien obtuvo una maestría en arquitectura de la Universidad de Harvard, enseñó como profesor en la Universidad de Miami (1994-2002) al igual que en la Universidad Internacional de Florida (2000-2002).

De 2007 a 2016, Albaisa mantuvo el control de dos unidades de almacenamiento separadas, una ubicada en Miami y la otra en Doral. Albaisa dejó de realizar pagos en cada unidad de almacenamiento y, de acuerdo con la política de la compañía, las unidades de almacenamiento se subastaron en 2013 y 2016, respectivamente. En cada caso, el ganador de la subasta revisó los artículos de la unidad y descubrió fotos de niños menores de edad que practicaban en actividad sexual.

El FBI presentó las pruebas para el examen de huellas dactilares y las huellas dactilares de Albaisa se identificaron positivamente en dos imágenes de pornografía infantil. Albaisa también almacenó artículos adicionales en las unidades de almacenamiento, como parafernalia de niños exploradores, ropa para niños y fotografías de adolescentes tomadas en encuentros de natación y partidos de lucha. También guardó artículos personales en las unidades de almacenamiento, como dibujos y revistas de arquitectura, la tarjeta de su biblioteca a la biblioteca de la Universidad de Miami, fotografías familiares, su currículum y varios artículos de correo dirigidos a su casa. En total, el sujeto recopiló y almacenó más de 5,000 imágenes de pornografía infantil entre las dos unidades que pagó y controló.

Fuente: AmericaTeVe

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario