Donald Trump 22 julio 2020

Tiroteo deja al menos 15 heridos afuera de una funeraria en Chicago

El aumento de la violencia en algunas ciudades del país, como Chicago, Portland y Albuquerque, impulsó a la administración del presidente Donald Trump a anunciar el envío de fuerzas del orden para intentar controlar la situación.

“El Departamento de Justicia enviará inmediatamente las fuerzas del orden federales a la ciudad de Chicago. Entre los que estarán miembros del FBI, La DEA, el servicio de alguaciles, junto a cientos de oficiales calificados de aplicación de la ley a Chicago para ayudar a reducir los delitos violentos”.

Trump indicó que esta operación llevará el nombre Legend, por Legend Taliferro, un niño de 4 años que murió asesinado mientras dormía en su residencia en Kansas en el mes de junio.

Embed

Además, criticó las campañas que buscan desmantelar a las policías municipales.

“Este alboroto de violencia conmociona la conciencia de nuestra nación y no vamos a esperar y ver que suceda. No podemos hacer eso. Los ciudadanos de Chicago son ciudadanos de Estados Unidos y tienen el mismo derecho que cualquier otro estadounidense a vivir en seguridad, dignidad y paz”.

El anuncio de Trump surge horas después de que unas 15 personas que se encontraban a las afueras de una funeraria en el sur de Chicago fueran heridas de bala, cuando unos sujetos a bordo de un vehículo pasaron por el lugar y dispararon contra quienes estaban en el lugar.

Un vehículo de color negro pasó por el sitio y empezó a disparar a quienes estaban asistiendo al funeral, las víctimas respondieron también disparando contra el auto, que rápidamente huyó del sitio.

Unas cuadras más adelante, los sospechosos chocaron, dejaron el carro y huyeron.

De acuerdo con las primeras investigaciones, grupos de pandilleros estarían vinculados con este caso.

El ciclo de la violencia en Chicago es casi siempre el mismo patrón: alguien dispara y otro responde con disparo, esto es impulsado por pandillas callejeras, en el caso del funeral, las facciones rivales repitieron este esquema.

El alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, condenó la violencia que desatan las pandillas en esa ciudad.

Su declaración surge en momentos en que el presidente Trump propuso el envío de tropas para garantizar la seguridad en esa ciudad, pero la alcaldesa se ha mostrado escéptica ante esta propuesta.

“Si bien todos entendemos que tener recursos federales adicionales puede ser un valor agregado, no lo son, si son agentes sin nombre que circulan en camionetas, sacan a la gente de la calle y les privan de sus derechos constitucionales. Eso no es cómo se ve una democracia. Y no vamos a tener eso en la ciudad de Chicago”.

Entretanto, en el centro de Portland, Oregon, se vivió otra noche de enfrentamientos entre policías y manifestantes que se mantienen en las calles desde la muerte de George Floyd.

Fuente: Orian Brito / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario