cubanos 20 noviembre 2020

Cubanos necesitarán préstamo para poder comprar comida

El periódico Escambray, que la pasada semana instaba a la población a aprender a hacer fuegos con palitos, como los aborígenes, ahora vuelve a ponérsela difícil a los cubanos.

Según el medio oficialista de la provincia Sancti Spíritus, cuando ocurra la unificación monetaria, el precio de la canasta básica subirá tanto, que algunas personas estarán obligadas a pedir un préstamo para poder pagar por los productos de primera necesidad.

En un artículo firmado por Mary Luz Borrego y titulado “¿Cómo se prepara Sancti Spíiritus para el Día Cero?”, el periódico cita a la funcionaria Yudiana Alfonso, coordinadora de Programas y Objetivos en el Gobierno Provincial, quien asegura que las familias con bajos ingresos, “van a tener necesidad de un préstamo, de un anticipo para en los primeros días poder satisfacer sus necesidades sobre la base de la canasta básica que se formuló”.

Ya no es una periodista audaz o un editor al que se le fue la corrección de la plana. Es el propio gobierno quien reconoce que lo que se le viene encima a los cubanos es de “apaga y vámonos”.

La funcionaria dijo que las empresas estatales trabajan para organizar la nómina con el posible financiamiento de anticipo que se tiene que dar a los trabajadores, que está en el orden de los mil pesos, para que puedan enfrentar los primeros días hasta que llegue el día del cobro, que en la isla es, por lo general, una vez al mes.

Como han anticipado los economistas, la unificación monetaria obligará a una devaluación del peso cubano frente al dólar estadounidense, lo que provocará una gran inflación.

A eso se suma que el gobierno planea eliminar las subvenciones a muchos productos que se entregan a través de la libreta de racionamiento, los cuales, una vez que se vendan por la libre, subirán sus precios considerablemente en comparación con los actuales.

Aunque las autoridades no han anunciado la fecha del Día Cero, en la isla se especula que sería a partir del 1 de diciembre próximo, así como que la tasa de cambio sería de 50 pesos por un dólar.

Lo que no aclaró Yudiana Alfonso en sus declaraciones al periódico Escambray es cómo, una vez que los más pobres reciban esos préstamos o adelantos, los pagarán posteriormente.

Como parece indicar, dados los bajos ingresos de sus “beneficiarios”, será una deuda que crecerá de manera imparable como una avalancha de nieve que terminará sepultándolos aún más en sus miserias.

Fuente: redacción de americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario