Cubana de Aviación 10 diciembre 2019

La única sobreviviente del accidente aéreo en La Habana ya puede disfrutar de algunas salidas

Mailén Díaz Almaguer continúa en tratamiento y recuperándose.

Mailén Díaz Almaguer, la única sobreviviente del accidente aéreo ocurrido en la capital cubana en mayo de 2018, continúa recuperándose un año y medio después del siniestro en el cual murieron 112 personas.

Según las fotos publicadas en Facebook por la hermana de Mailén, Mailín Díaz, el pasado fin de semana la joven holguinera de 20 años comenzó a disfrutar de salidas nocturnas con familiares y amigos.

"Gracias a Dios [que] salvó a una joven llena de vida. A pesar del dolor que sufre por la pérdida de su pareja, fuerza y adelante. Eres una niña llena de ilusiones. Te deseo salud y prosperidad", comentó el usuario de Facebook José Cabrera tras ver nuevas fotos de la joven.

En marzo de 2019, Mailén pudo salir por primera vez fuera del hospital habanero Hermanos Amejeiras, donde recibía atención médica desde el 1 de agosto de 2018. Anteriormente, había sido atendida en el hospital universitario General Calixto García.

Tras cumplirse un año del que está considerado el peor accidente de la aeronáutica civil cubana, Mailén comenzó a ser atendida en el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN), donde todavía mantiene un tratamiento para "recuperar habilidades" tras los numerosos daños físicos y psicológicos que sufriera, y que incluyen la amputación de una pierna.

Embed

Díaz Almaguer fue una de las tres mujeres rescatadas con vida del lugar del accidente, aunque luego se convirtió en la única sobreviviente.

En otra publicación reciente compartida en su perfil de Facebook, Mailén se mostró más recuperada.

"Las más recientes fotos de Mailén Díaz Almaguer nos hacen terminar muy bien este año y entrar al 2020 con optimismo. Ella es inspiración para muchos. ¡Sigue así, valiente niña!", escribió Luis Rivero Rojas en la red social.

El viernes 18 de mayo de 2018, un Boeing 737-200 de la compañía mexicana Damojh (Global Air), con destino a Holguín, se precipitó a tierra instantes después de su despegue del aeropuerto internacional José Martí, de La Habana.

El avión en el que viajaban la joven y los 112 fallecidos había sido arrendado por la estatal Cubana de Aviación a la mexicana Global Air, una compañía con un historial de irregularidades.

Según un informe publicado por el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), el accidente fue provocado por "factores humanos".

La Comisión Estatal de Investigación de Incidentes Graves o Accidentes de Aviación (CEIAA) consideró que "la causa más probable del accidente fue el desplome de la aeronave, como consecuencia de (…) una cadena de errores, con preponderancia en el factor humano".

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario